Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El caudal de todos los afluentes del Ebro descenderá en los dos próximos días, según la Confederación Hidrográfica

La punta de la crecida ordinaria del río llegará a la ciudad Zaragoza el miércoles con 1.314 metros cúbicos por segundo
La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha informado, a través de su Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), de que la tendencia del caudal será descendente en los dos próximos días en todos los afluentes del Ebro. El temporal de nieve y lluvias de este fin de semana ha hecho que los citados caudales se hayan incrementado.
La punta de la riada ordinaria ocasionada en el Ebro por estas precipitaciones llegará a Zaragoza este miércoles, 2 de marzo, cuando, según las últimas previsiones de la CHE, se registrarán 1.314 metros cúbicos por segundo.
En el eje del Ebro se espera que el caudal en Miranda no supere los 700 metros cúbicos por segundo, aunque todavía es pronto para descartarlo totalmente, según ha apuntado la CHE. El embalse de Sobrón está contribuyendo, dentro de sus posibilidades, para intentar que no se supere este caudal. En cualquier caso, el caudal se mantendrá muy próximo a este valor hasta primeras horas de la tarde, cuando comenzará a descender.
En Logroño se esperan aproximadamente 1.000 metros cúbicos por segundo durante la tarde de este lunes, en Castejón entre 1400 y 1500 metros cúbicos por segundo en la mañana del martes y en Zaragoza entre 1200 y 1400 metros cúbicos por segundo durante la tarde del miércoles.
Los caudales previstos en Miranda y Logroño son caudales de avenidas cercanas a máximas crecidas ordinarias, mientras que los de Castejón y Zaragoza son crecidas ordinarias.
Estas previsiones de caudal pueden ir variando con el paso de las horas si cambian las condiciones meteorológicas o se registran precipitaciones diferentes a las esperadas. Los caudales previstos son aproximados.