Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven muere ahogado en una alcantarilla al intentar recuperar su móvil

Un hombre austríaco, de 39 años de edad, murió ahogado en una alcantarilla al intentar recuperar su teléfono móvil, que se le había caído por la rejilla al bajarse del coche, según informó la prensa local.
El trágico accidente sucedió en la ciudad de Innsbruck, en el Tirol austríaco, donde al parece el hombre perdió los nervios cuando vio que su teléfono se había caído por el desagüe.
En vez de dar el teléfono, un modelo de bajo coste, por perdido, el hombre levantó la rejilla y metió la cabeza por la boca de la alcantarilla para recuperar el aparato.
A continuación, perdió el equilibrio, su cuerpo quedó atrapado en la boca de la alcantarilla y falleció ahogado en el desagüe, de apenas 60 centímetros de profundidad.
"Cuando encontramos el cadáver, no lo podíamos creer", dijo al diario Österreich un agente de la Policía local que acudió al lugar de los hechos.
La alcaldesa de la ciudad austríaca, Hilde Zach, ha hecho un llamamiento a la población para que evite riesgos innecesarios y, en casos como éste avise a los bomberos. Pagar los 40 euros que cuesta ese servicio, dijo, es mejor que jugarse la vida.