Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Castelldefels no entiende que se siga cruzando por la vía

El alcalde de Castelldefels, el socialista Joan Sau, ha admitido que en los dos días posteriores al accidente de tren que acabó con la vida de trece jóvenes, todavía se han podido ver personas cruzando las vías del tren, actitud que no entiende. Dos días después fue multada una joven por cruzar por el mismo lugar donde la noche de San Juan se produjo el trágico atropello de un tren, con 12 muertos y 10 heridos.
En las horas posteriores al atropello mortal, varias personas volvieron a cruzar la estación de Castelldefels Platja indebidamente, a pesar de que desde el jueves dos guardias de seguridad privada dependientes de Renfe han estado vigilando las vías, un refuerzo que no es usual en ese apeadero y del que el Ayuntamiento afirma no tener constancia.
La infracción se viene repitiendo también en la estación de Castelldefels Centro, tanto antes como después del accidente, aunque en los días posteriores ha sido considerablemente menor. Las imprudencias se producen a pesar de que las dos estaciones fueron remodeladas hace pocos meses y cuentan con pasos subterráneos para cruzarlas.
Además, en la estación Platja se elevó la altura de los andenes, lo que dificulta cruzar por las vías, mientras que en la de Centro se instalaron rejas y se construyó un muro para impedir la infracción. En esta última, poco después de las obras, algunos pasajeros rompieron parte de las verjas y pusieron ladrillos a modo de escaleras al lado del muro, para poder saltarlo y acceder directamente a la vía. De esta manera se cometen dos infracciones, no validar el billete y cruzar por un paso no habilitado.
 Fuentes del Ayuntamiento explican que ven más probable que se incremente la vigilancia en días señalados, como Sant Joan o fin de año, a que se instale permanentemente. "Hay muchas estaciones en toda España y no se puede poner un vigilante en cada una", añaden.     LA