Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcohol y las drogas podrían no eximir de culpa a los maltratadores

Un informe de la Subcomisión de la Ley de violencia de género del Congreso pide que se permita testificar a las víctimas. Video: Informativos Telecinco.telecinco.es
Los diputados que llevan analizando la efectividad de la Ley contra la Violencia de Género desde su entrada en vigor, hace tres años, consideran que el consumo de alcohol y drogas debe considerarse un agravante y no un eximente como hasta ahora. En los delitos de tráfico ya ocurre así.
Igualmente la Subcomisión recomienda que cuando haya una sentencia firme contra un maltratador se le retire la custodia de sus hijos y se suspenda el régimen de visitas hasta que demuestre que se ha rehabilitado.
Además, los diputados consideran que el testimonio de la víctima se tenga en cuenta en el juicio. Hasta ahora la ley no permite a un cónyuge testificar en contra del otro y, por tanto, en los juzgados de violencia machista no se permitía testificar a la agredida.
Junto a las recomendaciones de mejoras, los diputados consideran a la actual Ley contra la violencia machista como un instrumento útil en la lucha contra esta lacra social.
El informe pretende también acabar con algunos estereotipos que pesan sobre la violencia machista. Señalan que no hay más denuncias falsas en este tipo de delitos que en cualquier otro. Además, consideran un error que los jueces tengan en cuenta el llamado síndrome de alineación parental. Es decir, que obliguen a las madres a entregar a sus hijos a los padres en contra de la voluntad de los pequeños. Detrás se estas negativas de los niños suele haber casos de maltrato y no una actitud de persuasiva de la mujer.