Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 25% de los alérgicos en Tenerife lo son al polen

El 25 por ciento de las alergias respiratorias en Tenerife son causadas por los pólenes, destacando un predominio de pacientes sensibilizados a los pólenes de Artemisa thuscula (incienso canario) en la vertiente sur de la isla (68%) y a la Parietaria judaica (ratonera) y gramíneas en la vertiente norte (46%).
Actualmente en España hay cerca de 6 millones de alérgicos. La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) pronosticó que esta primavera será de alto riesgo y sufrirán de forma aguda los efectos de la alergia al polen de gramíneas en los meses de abril, mayo y junio.
En Tenerife, las condiciones meteorológicas del periodo comprendido entre diciembre de 2013 y marzo de 2014 se han caracterizado por precipitaciones muy superiores a las normales y temperaturas mínimas y máximas próximas a los valores normales.
Esta situación ha provocado polinizaciones notables, aunque dentro de la normalidad en algunas especies de floración inverno-primaveral, como cipreses y mercurial, y polinizaciones muy importantes en otras, como gramíneas, parietaria (ratonera), céñigos, acederas y llantén.
A los pólenes citados se añaden en este momento el de faya, con un grado de alergenicidad desconocido, y el de artemisa (incienso canario), excepcionalmente abundante en el aire de Tenerife y el de mayor capacidad alergénica.
La dinámica atmosférica de otros importantes alérgenos como son los pólenes de palmeras y las esporas de Alternaria y Cladosporium, se mantiene de momento dentro de la normalidad; sus niveles aumentan habitualmente hacia verano y de momento no se puede pronosticar su comportamiento en 2014.
A la vista de los pronósticos de notable presencia de pólenes alergógenos en el aire, es muy importante que la población alérgica o con sospecha de estar afectada por estas partículas esté bien diagnosticada y pueda seguir tratamientos adecuados. Los síntomas de la alergia son rinitis, conjuntivitis, asma y dermatitis, entre otras enfermedades.
Conocer mejor los pólenes y esporas presentes en el aire permite, a los médicos, aumentar y precisar los diagnósticos de las alergias y, a los alérgicos, mantenerse informados para intentar mejorar su calidad de vida, evitando la exposición a los pólenes y esporas que causan la alergia y siguiendo las recomendaciones médicas en cada momento del año.
En este marco, el Proyecto Eolo-Pat tiene como objetivo permitir a los especialistas médicos adecuar las pruebas diagnósticas de alergia actuales, ofreciendo una atención personalizada al paciente. Así se podrá identificar más fácilmente el agente que produce la alergia en fase de diagnóstico y conseguir un uso más racional de los medicamentos, una mejor gestión de los servicios de aerosolterapia y oxigenoterapia y una mejor organización de los servicios de urgencias.
Además, recoge los niveles de polen que hay en Santa Cruz de Tenerife con un histórico de 10 años y en Izaña desde hace 8 años; y realiza una predicción semanal de pólenes y esporas de hongos en el aire de la isla, herramienta preventiva muy útil para las personas alérgicas, alergólogos y neumólogos.