Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Que alguien me diga un solo error de la Policía en el caso Marta"

En declaraciones a los periodistas al término del acto de entrega de condecoraciones del Día de la Policía, Álvarez Riestra expuso que tiene la "absoluta certeza" de que el crimen se cometió en la vivienda de la calle León XIII en la que residía el asesino confeso, Miguel Carcaño, a pesar de que las pruebas científicas han confirmado que sólo aparecieron manchas de sangre en el forro de la chaqueta de Miguel Carcaño.
El jefe superior expuso que "a la vista sólo había esas manchas de sangre" pero que también se encontraron restos en una colcha. Según Álvarez Riestra, esta prenda había sido lavada con "lejía amoniacada" pero la Policía halló estos vestigios tras aplicarle varios reactivos. En el piso de León XIII los agentes de la unidad científica encontraron 153 evidencias biológicas de la menor asesinada y de los imputados en el crimen. Entre esos indicios hay muchos pelos y perfiles genéticos tanto de la menor desaparecida como de los imputados en el crimen. Esto, unido a los testimonios de los implicados, es para la Policía una prueba sólida de que el crimen se cometió en la vivienda de la calle León XIII.
"Ya se verá en el juicio porque hay pruebas irrefutables contra los imputados. Ahí se verá el trabajo que ha hecho la Policía. La investigación ha estado muy bien llevada y hemos aportado muchas pruebas. Incluso los autores se han declarado autores materiales del crimen. Se nos ha acusado de mil cosas, incluso de maltratar a los detenidos. La persona que diga que la Policía ha cometido errores que me diga a mí cuáles son esos errores porque no hemos cometido ni uno solo", expuso el jefe superior. Enrique Álvarez Riestra se mostró molesto por algunas de las informaciones publicadas por los medios de comunicación en relación con este caso. "He oído barbaridades. Se dijo que se había roto la máquina del ADN y eso no es verdad. Y menos mal que no se estropeó porque esa máquina vale 390.000 euros".
Sobre las declaraciones críticas realizadas por el padre de Marta, Álvarez Riestra dijo que nunca dirá nada en contra de la familia, porque "ya tienen bastante con el drama que tienen encima". "Siempre hemos trabajado con la ilusión de ayudarles y no tenemos una bolita mágica para encontrar el cuerpo, que es lo que nos gustaría. Pienso que nos dijeron la verdad pero sólo hemos podido tomarles declaración una vez. Ocurre que las verdades de los delincuentes tienen muchos matices, pero vamos a seguir trabajando para encontrar el cuerpo con todos los medios a nuestro alcance", concluyó el jefe superior de Policía.