Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un municipio aprueba un decreto para señalar a perros y gatos "vecinos no humanos"

Un municipio español aprueba un decreto para señalar a perros y gatos "vecinos no humanos"REUTERS

Trigueros del Valle, un municipio vallisoletano de unos 330 habitantes, se ha convertido en noticia internacional después de que en un voto unánime de sus ciudadanos aprobasen en el pleno del Ayuntamiento un decreto que designa a los perros y los gatos como "vecinos no humanos". Así, la insólita medida recoge diversos derechos que se les asignan en la búsqueda de una vida digna y de bienestar.

El municipio vallisoletano de Trigueros del Valle se ha convertido en noticia internacional después de anunciar la aprobación, –con unanimidad en el pleno del Ayuntamiento–, de un decreto insólito.
En unas declaraciones de las que se han hecho eco medios como el británico Independent, Pedro Pérez Espinosa, alcalde de esta localidad habitada por unas 330 personas, reconocía, –tras el voto anónimo de los ciudadanos–, el resultado unánime y a favor de designar a los perros y gatos como "vecinos no humanos", dotándoles de ciertos derechos mientras habiten su mismo lugar.
"Los perros y los gatos han estado viviendo entre nosotros desde hace más de 1.000 años, y el alcalde debe representar, no solo a los residentes humanos, sino que también debe estar aquí por los otros", explica.
Tras esta medida sin precedentes, en pleno apogeo de la lucha antitaurina por acabar con las corridas de toros en múltiples puntos de España, protectoras de animales y diversas asociaciones en defensa de sus derechos, como Rescate 1, se han manifestado para aplaudir lo que consideran un paso importantísimo para impulsar la defensa de todos estos:
"Hoy estamos más cerca como especies, y ahora somos más humanos gracias a la sensibilidad y la inteligencia mostrada por la gente de Trigueros del Valle", afirmaron.
En esta línea, el decreto, a través de varios artículos, deja claro que queda totalmente prohibida "cualquier acción que cause la mutilación o la muerte de un residente o vecino no humano sin necesidad plenamente justificable".
Así, del mismo modo censura tajantemente actos como el abandono, el abuso o la privación de libertad injustificada al tiempo en que propone la colaboración para que lleven una vida digna.