Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un año sin Mari Luz

Un año después de la desaparición de la niña Mari Luz Cortés, que se cumple hoy día 13 de enero, el sumario no ha aportado pruebas significativas al caso después de que el pasado jueves el Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva notificara el alzamiento del secreto de sumario.
Mari Luz Cortés, de la barriada onubense del Torrejón, salió de su casa a comprar golosinas y no volvió. Su cadáver apareció 54 días después flotando en la ría de Huelva en avanzado estado de descomposición, después de que la sociedad onubense se movilizara en su búsqueda. 
El 25 de marzo de 2008, el presunto autor de la muerte de la niña fue detenido en una parada de autobuses de Cuenca. Declaró que abordó a la niña por la calle, que le acompañó por voluntad propia hasta su casa y que cuando subían las escaleras, la menor cayó accidentalmente y murió.
Según su relato, a continuación la condujo a la ría de Huelva sin determinar cómo y la arrojó al agua en un punto que tampoco ha precisado, según fuentes de la investigación. Junto a él, también se detuvo a su hermana Rosa, como presunta cómplice.
El hecho de que Santiago del Valle estuviera en libertad, tras tener una causa pendiente con la justicia por cometer delitos relacionados con menores, hizo que el juez sevillano Rafael Tirado, que dictó la pena, fuera sancionado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con una multa de 1.500 euros por no ejecutar la sentencia por la que del Valle tendría que haber estado en prisión.
'Justicia justa'
La familia de la niña se ha reunido con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y otros políticos para endurecer las leyes relacionadas con la pederastia. Para Tirado han exigido la retirada de la carrera judicial y han calificado el caso como "una vergüenza nacional".
Bajo el lema 'Por una justicia justa', la familia se movilizó por toda la geografía española recogiendo firmas, que entregaron a Zapatero.
Al mismo tiempo, la familia rechazó una segunda autopsia, solicitada por ellos mismos, realizada por el médico forense y catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Sevilla Luis Frontela al cuerpo de Mari Luz, por lo que el informe que se tendrá en cuenta en el juicio será el realizado por el Instituto de Medicina Legal (IML).
El abogado de la hermana del presunto asesino, Manuel Domínguez, apuntó después del levantamiento total del sumario, que "no existe una prueba concreta, que suponga una revolución en el caso, y que implique a ninguno de los acusados en relación a los hechos que se le imputan".
Huellas
El letrado adelantó que le fue entregado un total de 70 folios, en los que se especificaba el resultado de dos pruebas, "una sobre el análisis de muestras, cabellos, tejidos, y demás, y otra sobre una ampliación del informe psicológico de la mujer de Santiago del Valle, Isabel García".
En este sentido, Domínguez indicó que se encontraron restos de cabellos "en muchos sitios, en una bolsa y en el vehículo de Rosa del Valle", pero en principio "no tienen relación con la víctima".
El fiscal Alfredo Flores da por finalizada la fase de investigación, al menos "en principio" y siempre que las partes personadas en el caso no soliciten nuevas periciales. En ese sentido, fue escéptico en cuanto a la aportación de nuevas pruebas, porque "ya se ha hecho todo".
Finalmente, el padre aseguró que remitirá a la juez del caso que "abra una investigación a las partes que están desvelando datos del sumario" ya que se trata de una información "privada", a la vez que añadió que el sumario "no es público" y que airear estos datos es "un delito" al que la juez y al Fiscalía "deben de poner freno".
Juan José Cortés añadió que "lo único que espera es que se haga justicia con Mari Luz".
 
EB