Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con 14 años ya pesa 140 kilos

No importa lo que coma porque el menor sigue engordando. "Come mucho menos que nosotros y engorda mucho más", ha explicado la madre del niño que suplica que alguien les ayude.
"Yo no pido ayuda para mí, pido ayuda para mi hijo. Pido ayuda antes de que no haya solución", insiste la madre.
El menor padece obesidad mórbida y, aunque ha ido al médico, de momento, no hay tratamiento para él porque está en lista de espera.
"Se ríen de mí, me insultan y me dicen cosas y se meten mucho conmigo", explica el propio niño que, encerrado en su propio problema, no quiere salir de casa. EPF