Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un anticuerpo monoclonal de AstraZéneca demuestra su eficacia en carcinoma urotelial de vejiga

AstraZéneca ha anunciado nuevos datos que demuestran la eficacia y seguridad de su anticuerpo monoclonal en investigación durvalumab en pacientes con carcinoma urotelial de vejiga avanzado, en el marco del congreso de la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO, en sus siglas en inglés) que se está celebrando en Chicago (Estados Unidos).
En concreto, los resultados preliminares de un ensayo fase I-II con este fármaco dirigido contra el ligando-1 de la molécula de muerte celular programada (PD-L1) han demostrado una tasa de respuesta objetiva del 31 por ciento en todos los pacientes evaluables y del 46 por ciento en pacientes con tumores que expresan un nivel alto de PD-L1 (que se define como una tinción de PD-L1 de más del 25 por ciento de las células tumorales o de las células inmunitarias).
Asimismo, la tasa de control de la enfermedad, que se define como respuesta confirmada completa o parcial o enfermedad estable durante 12 o más semanas, fue del 48 por ciento en todos los pacientes evaluables y del 57 por ciento en los pacientes con tumores que expresan un nivel alto de PD-L1, mientras que todavía no se ha alcanzado la mediana de duración de la respuesta.
El fármaco se administró, en dosis de 10 miligramos por kilo, cada dos semanas por vía intravenosa hasta un máximo de 12 meses y demostró un perfil de seguridad manejable en todos los pacientes. De este modo, los acontecimientos adversos más frecuentes fueron fatiga (13%), diarrea (10%), falta de apetito (8%), artralgia (7%), astenia (7%), náuseas (7%) y pirexia (7%), y sólo tres pacientes experimentaron acontecimientos adversos relacionados con el tratamiento de grado 3 (un daño renal agudo, una reacción relacionada con la infusión y una exacerbación del tumor).
"Estos datos preliminares positivos siguen respaldando la eficacia clínica y la seguridad de durvalumab para el tratamiento del carcinoma de vejiga, y lo confirman como posible terapia innovadora para una población de pacientes con una gran necesidad no cubierta", ha destacado Christophe Massard, director de Ensayos Clínicos en Primeras Fases en el Institut Gustave Roussy de Villejuif (Francia).
El fármaco obtuvo en febrero la designación de 'terapia innovadora' por parte de la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) como posible tratamiento para pacientes con carcinoma uroterial de vejiga metastásico o inoperable positivo para PD-L1.
Además de para esta indicación también se está estudiando en monoterapia o combinado con tremelimumab, en cáncer de pulmón no microcítico (CPNM), y en cáncer de cabeza y cuello, vejiga, gástrico, pancreático, carcinoma hepatocelular (CHC) y hematológico.
Por otro lado, en la reunión de ASCO también se ha presentado un tercer análisis intermedio del 'Estudio 19' que sugieren una mejora en la supervivencia global en pacientes con cáncer de ovario tratadas con olaparib como terapia de mantenimiento tras quimioterapia basada en platino.