Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mujer apuñalada en Salamanca revela que había sido amenazada más veces

Un hombre ha sido detenido esta madrugada después de apuñalar, supuestamente, a su pareja en un bar de la capital salmantina. EFEtelecinco.es
La mujer que ayer fue apuñalada por su pareja en un bar de Salamanca ha revelado hoy ante el juez que había sido amenazada en más ocasiones, aunque nunca la había agredido, han asegurado a Efe fuentes judiciales.
La víctima, M.B.R.H., continúa ingresada en el Hospital Clínico de Salamanca, donde fue trasladada a la una de la madrugada de ayer después de recibir una veintena de puñaladas por parte de su pareja, J.M.S.G., de 42 años.
El juez, acompañado por el fiscal, ha acudido este mediodía al centro hospitalario para recibir declaración a la mujer, de 41 años, y que, según fuentes sanitarias, habría salvado su vida "gracias a la rápida intervención de los policías y de los servicios de emergencias".
En su declaración, la mujer ha asegurado que se encontraban en el bar cuando comenzó una discusión con su pareja, por lo que él "cerró la puerta con llave, para evitar que saliera", y que comenzó a apuñalarla "sin motivo aparente".
También ha revelado que en alguna ocasión anterior la amenazó "con un cuchillo", aunque nunca había pasado de discusiones verbales.
La agresión se produjo en las primeras horas de la madrugada de ayer, en un bar de la calle Miñagustín de Salamanca, propiedad del supuesto agresor, cuando por causas que, por el momento, se desconocen el hombre agredió a su pareja con un cuchillo de cocina y, posteriormente, se intentó cortar las venas.
El detenido ha sido condenado hace un mes por la Audiencia Provincial de Salamanca a tres años de prisión por tráfico de drogas y a uno más por tener, de forma ilegal, un arma de fuego.
Se trata de J.M.S.G., de 42 años, quien estuvo involucrado en una banda desarticulada en 2007 que se dedicaba al tráfico de drogas y, según el escrito del fiscal de aquel caso, utilizaba el bar como "tapadera" para vender "hachís al menudeo, a los consumidores que se lo requerían".
Por su parte, el supuesto agresor continúa en las dependencias policiales a la espera de que pase a disposición judicial.