Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre del menor que apuñaló a su cuidadora: "Se levantó con ganas de matar"

Exterior del centro de menores de Toledo, donde el pasado miércoles una monitora resultó herida al recibir seis puñaladas por parte de un joven con trastornos de conducta. EFEtelecinco.es
"Nadie ha sabido llegarle al fondo de su alma, de los problemas que tenga en su cabeza", afirma la mujer, que dice que su hijo realizó "agresiones contra él mismo y ahora no sé por qué habrá hecho esto". La madre del menor añadió que en este "triste final para mi hijo, para nosotros y la educadora algo ha fallado en el sistema" porque "hay mucha agresividad en ese centro".
La mujer expresó su pesar por lo ocurrido a la monitora, deseándole una pronta recuperación. También aseguró no querer acusar a nadie, sino hacer una "crítica constructiva" para la mejora del tratamiento a los jóvenes con problemas y reiteró la falta de asistencia psicológica adecuada para su hijo y los fallos de seguridad en el centro toledano de acogida.
El joven, natural de Guadalajara como su madre, separada desde hace catorce años, es el menor de tres hijos. El muchacho ha estado internado desde enero de 2008 en varios centros de acogida, entre ellos Casa Joven, de Azuqueca de Henares (Guadalajara), en la misma época en la que murió una joven de 14 años en abril de 2009, según la madre.
El chico que, según su madre, ha tenido dos intentos de suicidio, tiene una enfermedad mental "que nadie acierta a diagnosticar de forma correcta". La mujer entregó la tutela a la Junta de Comunidades "para que le ayudaran".
Una y otra vez, sin dejar de llorar, la mujer proclamaba que ella y sus dos hijas, mayores de edad, seguirán luchando para sacar a su hijo y hermano adelante. "Todos los padres tenemos que luchar por nuestros hijos, sean lo que sean y yo le seguiré apoyando, pase lo que pase, sin dejarle solo en el camino".
Los cuchillos, "bajo llave"
En el suceso resultó apuñalada una monitora, que tuvo que ser trasladada al Hospital ‘Virgen de la Salud’ para que la intervinieran de urgencia debido a la gravedad de las heridas.
La Consejería de Salud y Bienestar Social no se explica cómo pudo llegar el arma con el que se produjo el apuñalamiento a manos del presunto agresor, que sufre trastornos de conducta. El director general de Familia de la Junta de Comunidades, Hugo Muñoz, explicó que el suceso se produjo en la cocina de la vivienda, añadiendo que en esta dependencia hay "algunos cuchillos" pero que siempre están "bajo llave", y el menaje que utilizan los menores internos es de "policarbonato", de plástico, precisamente para evitar que se produzcan sucesos de estas características.
Muñoz ha querido responder a las acusaciones de la madre del menor, en las que las que habla de falta de seguridad, diciendo que "fue precisamente el guardia de seguridad interna quien redujo al agresor", sacándole al patio de juegos hasta que llegó la Policía Nacional para detenerle. El personal del centro escuchó los gritos de la víctima, y rápidamente fueron a la cocina, para reducir al chico y llamar al 112 para que atendiera a la monitora, una joven de 26 años, que fue intervenida quirúrgicamente el mismo miércoles y se encuentra estable y en planta. En los próximos días recibirá asistencia psicológica para "intentar ayudar a que supere lo ocurrido".  
Centro especializado en trastornos de conducta
Muñoz ha desmentido que el menor sufriera una asistencia psicológica inadecuada, tal como había denunciado la madre. Explicó que se trata de un centro especializado en jóvenes con trastornos de conducta, «único en Castilla-La Mancha», ya que aúna asistencia de Bienestar Social y también sanitaria.
El centro cuenta entre su personal con educadores sociales, monitores y terapeutas, así como enfermeros, psicólogos y psiquiatras, para que los internos reciban asistencia sanitaria sin salir del propio centro. Por este motivo, explica que es "imposible" que el joven estuviera "mal atendido psicológicamente".   LA