Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La arena del Sáhara oscurece el cielo de Madrid, Málaga y Sevilla

Amanece en málaga, el sol asoma por el horizonte pero sólo lo intuimos, porque el cielo está cubierto por lo que parece una espesa niebla... Algo parecido vemos en Madrid,  en Valencia. y en Sevilla. No son nubes raras, ni contaminación, sino polvo en suspensión procedente del Sáhara. Como ha habido viento procedente del sur, esa calima ha acabado llegando a españa y se nota en casi todo el país. Vemos el polvo en suspensión desde el espacio cubriendo la península, un extraño fenómeno que ha acabando coloreando de marrón las pistas de esquí del pirineo y ha ensuciado los coches tras una tormenta en Albacete.