Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fuego ha arrasado 1.916 hectáreas durante los cuatro primeros meses del año, 4,24 veces menos que en 2015

El fuego ha arrasado un total de 1.916 hectáreas de superficie entre el 1 de enero y el 30 de abril, lo que supone 4,24 veces menos (8.128 hectáreas) que en el mismo periodo del año pasado y frente a las 18,4 veces menos (24.241 hectáreas) de la media del decenio, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que indican que, de momento, 2016 está siendo el mejor año de la década.
Los datos, a los que ha accedido Europa Press, apuntan que la en estos cuatro primeros meses se produjeron 1.192 incendios, un 56,19 por ciento menos que en el mismo periodo de 2015 (2.721 hectáreas) y un 72,92 por ciento menos que la media del decenio.
De estos, la mayor parte, 892 fueron conatos, que se extinguieron antes de alcanzar una hectárea de superficie quemada, y otros 300 fueron incendios, que superaron la hectárea de superficie afectada. Sin embargo, frente a los tres grandes incendios de la media del decenio --los que superan las 500 hectáreas--, en lo que va de 2016 no se ha registrado ningún gran fuego. En total, todos los fuegos han afectado al 0,007 por ciento de la superficie nacional.
Por tipo de vegetación, la mayor parte, 1.446 hectáreas eran de superficie matorral y monte abierto; 291 hectáreas de superficie arbolada y 178 hectáreas eran superficie forestal.
En cuanto a su distribución, los datos señalan que el 39,26 por ciento de los siniestros se produjo en el Mediterráneo; el 29,78 por ciento en el Noroeste; el 29,11 por ciento en las comunidades interiores y el 1,85 por ciento en Canarias.
De estos, el 52,74 por ciento de la superficie arbolada ardió en el noroeste; el 35,55 por ciento en el Mediterráneo; el 11,42 por ciento en las comunidades interiores y el 0,29 por ciento, en Canarias. Respecto a la superficie forestal, el 57,32 por ciento se quemó en el noroeste; el 26,44 por ciento en el Mediterráneo, el 16,12 por ciento en las comunidades interiores y el 0,12 por ciento, en Canarias.