Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ex asesores de Bush acceden a declarar ante el Congreso

Karl Rove y Harriet Miers, dos antiguos asesores del ex presidente de EE.UU. George W. Bush, accedieron a prestar declaración ante el Congreso sobre un posible caso de injerencia política tras meses de resistirse.
Según informó hoy el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Rove, ex asesor político de la Casa Blanca, y Miers, ex consejera legal de Bush, presentarán una declaración jurada ante esa comisión.
El Comité se reserva el derecho a convocar a los dos ex altos funcionarios para que presten testimonio en público.
"Finalmente hemos puesto fin a las reclamaciones de la Administración Bush de una inmunidad absoluta. Esto representa una victoria de la separación de poderes y de la supervisión por parte del Congreso", declaró el presidente del Comité, John Conyers.
El Congreso había emitido citaciones contra Rove y Miers a raíz de una investigación para determinar si hubo presiones políticas en la decisión del Departamento de Justicia en 2006 de cesar a una quincena de fiscales federales, un asunto que causó en su día una considerable polémica.
Bush había ordenado a Rove y Miers que se negaran a declarar ante el Congreso.
La decisión de los dos ex altos cargos pone fin a un proceso legal abierto para decidir si se podía obligar a los asesores a prestar testimonio sobre asuntos en los que asesoraron al presidente estadounidense.