Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cirugía asistida por ordenador reduce secuelas en la reconstrucción craneomaxilofacial de niños con cáncer

La reconstrucción oncológica craneomaxilofacial resulta más complicada en los niños, por los riesgos y la corta edad de estos pacientes, pero gracias a la cirugía asistida por ordenador se puede aumentar la precisión y reducir las secuelas de estas intervenciones.
Así lo ha asegurado Ignacio Ismael García Recuero, cirujano oral y maxilofacial del Hospital Nuestra Señora del Rosario de Madrid, en el marco del 37 Congreso del Colegio Americano de Cirujanos Orales y Maxilofaciales (ACOMS, por sus siglas en inglés) celebrado en San Juan de Puerto Rico.
Este experto reconoce que estas nuevas técnicas para el manejo de tumores complejos permiten también acortar el tiempo de hospitalización de estos pacientes.
"La cirugía sigue siendo una mezcla entre ingeniería y arte, pero año a año, la tecnología deja menos espacio a la improvisación", ha destacado este experto, que destaca como el alto nivel de la Cirugía Maxilofacial en España una "gran satisfacción del paciente y mínima morbilidad", además de una disminución del gasto sanitario y social.
La planificación quirúrgica virtual en 3D posibilita colocar los implantes a raíz de una plantilla diseñada por ordenador, ya que las imágenes obtenidas con un escáner de los maxilares del paciente se introducen en el ordenador para reconstruir la estructura ósea de la cara en 3D y a tamaño real. Además, permite simular digitalmente la intervención, localizando el lugar idóneo para el implante.
Por otro lado, la navegación intraoperatoria similar a los navegadores GPS de los automóviles, permite una visión en tiempo real y en 3D de la forma en la que están ubicados los instrumentos, facilitando la cirugía.
Del mismo modo, entre los principales avances que se han producido en este campo, según ha destacado este experto, está la aparición de modernas técnicas de imagen para el diagnóstico del paciente y el seguimiento tras la intervención, como la tomografía axial computarizada (TAC), la resonancia nuclear magnética (RNM) y tomografía por emisión de positrones-tomografía computarizada (PET/TAC).