Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La aspirina no es beneficiosa para prevenir enfermedades cardiovasculares

El experimento, desarrollado en la Unidad para la Prevención de Enfermedades Vasculares Periféricas de Edimburgo (Reino Unido), ha consistido en administrar aspirinas y placebo de forma aleatoria y durante 8,2 años a 3.350 pacientes de entre 50 y 75 años que no sufrían ninguna enfermedad cardiovascular.
Los resultados mostraron que la evolución clínica de los pacientes era la misma en los que habían recibido la aspirina y en los que no. Unos y otros sufrieron algún episodio de hemorragias prácticamente en la misma medida (2% en el grupo de la aspirina y 1,2% en el del placebo) y la mortalidad por cualquier causa fue similar (176 muertes en la aspirina y 186 en el placebo).
Roberto Elosua, coordinador del grupo de investigación de epidemiología y genética cardiovascular del Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona, ha presentado el estudio y ha señalado que la aspirina, sin embargo, sí es beneficiosa en personas que ya tienen enfermedades cardiovasculares, ya que las reducen.
Este es el primer ensayo clínico aleatorio controlado con placebo, diseñado para determinar el efecto de la aspirina en pacientes con aterosclerosis asintomática.
Se probó la eficacia de cien miligramos diarios de aspirina, durante ocho años seguidos, en 3.350 personas con signo de aterosclerosis en las piernas. A la mitad de ellas se les administró aspirina, y a la otra, un placebo.
La aspirina no demostró tener un efecto beneficioso, por lo que se desaconseja en la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares, ha señalado Elosua. BQM