Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un informe alerta del aumento de la intolerancia contra migrantes y gitanos y pide "proactividad" a las instituciones

El Informe Raxen que anualmente elabora Movimiento contra la Intolerancia alerta de un incremento de las actitudes de xenofobia y otras manifestaciones de odio durante 2015 sobre migrantes, gitanos "y otros ciudadanos por motivos de diversidad religiosa y social" y pide a las instituciones que sean "proactivas" en la lucha contra estos fenómenos.
Según explica el trabajo, "siguen produciéndose agresiones y hechos violentos por individuos racistas o grupos neonazis contra inmigrantes, musulmanes, antifascistas, homosexuales y otros ciudadanos señalados por su diversidad, así como a sus bienes o espacios religiosos".
En este sentido, recopila centenares de noticias registradas a lo largo del año pasado en las que se detallan desde cánticos racistas en los estadios hasta ataques contra personas en situación de pobreza, contra minorías étnicas o contra extranjeros. "Se generan grupos xenófobos en nuestras ciudades que ocupan edificios y usan 'el hambre y los alimentos' excluyendo a inmigrantes, además de agitar contra los musulmanes y la convivencia democrática", dice el informe.
Asimismo, se refiere a los campos de fútbol, donde "los fondos ultras continúan siendo un vivero de grupos racistas y neonazis" y en cuyos aledaños se producen "muchas de las agresiones violentas y enfrentamientos".
Frente a este panorama, con unos 500 delitos de odio al día registrados por las fuerzas policiales y la perspectiva de que "sólo el 20%" se denuncian, Movimiento contra la Intolerancia expresa su "inquietud por la escasa actividad institucional al respecto" especialmente en "la mayoría de los nuevos ayuntamientos y comunidades autónomas".
"Recordamos que deben asumir el compromiso de apoyar a las organizaciones sociales que trabajan en defensa de las víctimas y en prevención, así como la cooperación entre las instituciones públicas y sociedad civil en su conjunto", dice Movimiento contra la Intolerancia.
En cuanto a la actividad del Gobierno en funciones, recuerda su compromiso de constituir "una Oficina Nacional contra los delitos de odio, aprobar las bases para un Plan de Acción Integral y aplicar en profundidad toda la legislación contra la discriminación y toda forma de intolerancia, incluyendo la Ley contra el Racimo, la Violencia y la Intolerancia en el Fútbol".
"De la misma manera, le animamos a proceder con mas intervenciones, entre otros, con los medios de comunicación pública a estimular las denuncias y concretar un apoyo efectivo e integral a las víctimas de delitos de odio y discriminación, así como proceder al cierre de sites en Internet que promuevan el discurso y delitos de odio, la discriminación o la violencia xenófoba, racial, antisemita, islamófoba, antigitana, homófoba, neonazi o cualquier manifestación de intolerancia criminal", dice en sus recomendaciones.