Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los peores accidentes de autobús en España en los últimos años

Accidente de autobús en Gironatelecinco.es

El accidente de autobús en Freginals, Tarragona, en el que han muerto 13 personas es el último de los accidentes producidos en España en los últimos años en el que está implicado un vehículo de este tipo. Uno de los más terribles se produjo en 1979 en Zamora, donde murieron 49 personas, entre ellas 45 niños.

El accidente en la AP-7 ha dejado 13 muertos de los 57 viajeros que se encontraban en el autobús. Los viajeros eran estudiantes de Erasmus y de diversas universidades catalanas.
En 2015 se produjo un accidente de un autobús español en Lille, Francia, donde afortunadamente no hubo muertos aunque sí seis heridos graves.
En 2014 se produjo un accidente en Cieza, Murcia, con 14 fallecidos. Los viajeros iban a Madrid en un autobús fletado por la parroquia de la localidad murciana de Bullas. Ese año se produjo también un accidente entre un microbús y una máquina excavadora en Badajoz, en el que perdieron la vida cinco menores y otras 13 personas resultaron heridas.
En 2013 se produjo un  accidente muy grave en Tornadizos (Ávila). Perdieron la vida nueve personas y 22 resultaron heridos de diversa consideración.
En 2009 seis turistas de origen holandés murieron y 72 quedaron heridos, once graves, tras la salida de la vía del autobús con 65 pasajeros en la carretera C-32 a la altura de la localidad barcelonesa de Sant Pol de Mar, en Gerona.
En agosto de 2008 otro accidente en la Ap-7, cerca de Oropesa del Mar (Castellón), dejó ocho muertos y 45 heridos. En abril del mismo año se había producido también el siniestro de un autobús con 44 turistas extranjeros que volcó cerca de Benalmádena (Málaga) causando la muerte de nueve de ellos y dejando heridas a 38 personas.
Otro accidente de gravedad fue el ocurrido en abril de 2006 en la A-1, a la altura de Pedrezuela (Madrid), con siete fallecidos, entre ellos un bebé de 18 meses.
En 2001 cuando otro autobús que llevaba a personas de tercera edad de excursión por la A-493, cerca de La Palma del Condado (Huelva), volcó causando la muerte de 19 de ellos.
En 2000, otra tragedia conmocionó al país al fallecer 22 niños y cinco adultos en un accidente de autobús que los llevaba a un campamento de verano en Golmayo, en Soria.
Entre los peores accidentes de autobús de la historia de España figura el ocurrido en abril de 1979 cerca de Santa Cristina de la Polvorosa (Zamora) cuando un autobús escolar se precipitó al río Órbigo, causando la muerte de 49 personas, entre ellas 45 niños, que regresaban a casa tras participar en un viaje organizado por su colegio a Madrid.