Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autopsias confirman la asfixia por inmersión como causa de la muerte de los inmigrantes localizados cerca de Perejil

Las autopsias practicadas este jueves en Ceuta a los dos varones de origen subsahariano que fueron rescatados sin vida en aguas próximas al islote de Perejil por una embarcación de Salvamento Marítimo han concluido que la causa de sus muertes fue asfixia por inmersión, tal y como había apuntado el primer examen visual forense realizado a los cadáveres, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno a Europa Press.
Salvamento Marítimo ha confirmado que a mediodía ha suspendido debido a "las adversas condiciones" climatológicas en el Estrecho, donde arrecia el viento de Levante con rachas de hasta 90 kilómetros por hora, las tareas de búsqueda de más migrantes que a primera hora de la mañana de este jueves había iniciado el Helimar 205.
La Salvamar Atria, que este miércoles sí pudo participar en esos trabajos, localizó a las 17.30 horas en el agua el cuerpo sin vida de un varón subsahariano en las cercanías de la isla de Perejil. Veinticinco minutos más tarde, a las 17.55 horas, halló el otro cadáver en la misma zona.
Una embarcación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Ceuta, cuya asistencia no fue requerida el miércoles, ha navegado este jueves por aguas jurisdiccionales españolas próximas al islote por si apareciesen nuevos cuerpos sin vida, algo que no ha sucedido.
Los dos migrantes subsaharianos muertos localizados podrían ser parte del grupo de ocho indocumentados que supuestamente se echó al agua desde las costas marroquíes con la intención de alcanzar el litoral andaluz.