Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades italianas clausuran una playa fascista

Las autoridades italianas han clausurado una playa privada debido a que su gestor la calificaba como “playa fascista”. A ella no podían acceder inmigrantes y exhibía bromas sobre las cámaras de gas. Por ello, la playa ha sido cerrada y ahora están investigando por delitos de apología del fascismo al dueño del recinto, declarado y orgulloso admirador del dictador fascista italiano Benito Mussolini. De momento, en la playa luce el cartel de cerrado.