Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La averías en carretera aumentaron un 9% en 2015 por la falta de mantenimiento del coche, según RACE

El RACE ha analizado las más de 600.000 asistencias en carretera realizadas durante el año 2015 en España, y de este estudio se desprende un aumento del 9 por ciento de las averías mecánicas con respecto a 2014, preocupando de forma especial el incremento de un 11,2 por ciento en los casos en los que se ha atendido a un usuario por un accidente de tráfico.
Para RACE, estos datos, unidos al aumento de los accidentes con víctimas mortales presentados por la Dirección General de Tráfico (DGT), revelan la necesidad de impulsar medidas para reducir el riesgo en carretera, como la inversión en infraestructuras, la renovación del parque, la formación para conducir mejor, así como promover incentivos fiscales para el uso de vías más seguras con menor riesgo de accidente, como las autopistas.
En el análisis de las causas que provocaron el aumento de averías en la carretera, se demuestra que las principales causas son baterías, neumáticos, accidentes de tráfico, motor y fallos en el alternador.
FALTA DE MANTENIMIENTO DE LOS COCHES
Ante estas conclusiones, el RACE recuerda que la falta de mantenimiento es un problema que puede derivar en una avería mecánica. De hecho, el estudio retrata que los fallos que afectaron al motor aumentaron un 7 por ciento, los del alternador un 58 por ciento y los del disco de embrague un 89 por ciento.
Además, preocupa especialmente el aumento de los problemas con los neumáticos, ya que una rueda en mal estado puede ser un riesgo importante, sobre todo con la llegada de la climatología adversa. En este sentido, el departamento de operaciones del RACE ha detectado un aumento del 11,1 por ciento de los problemas en ruedas y neumáticos, sobre todo cuando se requiere su sustitución, con un incremento del 17,9 por ciento de los casos en los que no se ha podido hacer uso de la de repuesto.
El RACE ha señalado que, cada vez será más difícil reducir la siniestralidad y se necesitarán más recursos, pero, a su juicio, hay que seguir impulsando medidas eficaces a largo plazo. Para el Club, la incorporación de más radares, controles y campañas no debe sustituir a la mejora de la formación, de la creación de actitudes responsables al volante y de la necesaria inversión en carreteras.
"En el RACE nos preocupa que el tramo de riesgo más peligroso de España, el situado entre Madrid y Guadalajara, repita por segundo año consecutivo en lo más alto del informe internacional EuroRAP, que evalúa la peligrosidad en las carreteras del Estado", ha declarado en un comunicado.
INCENTIVOS PARA MEJORAR COMPORTAMIENTOS
Desde el RACE también abogan por abordar los problemas de accidentes en las carreteras desde el ámbito local, el provincial, el autonómico y por supuesto el estatal, sumando esfuerzos y trabajando de forma coordinada en distintos campos de actuación: infraestructuras, sanitarios, educativos, de vigilancia.
Así, apunta que, si la gente no utiliza el casco o las sillas infantiles, se debería incentivar su uso reduciendo el IVA de lujo que grava estos artículos. Y si la gente fallece en las carreteras convencionales, las vías más peligrosas, se deben promover ayudas para reducir el precio por utilizar las autopistas de peaje, más seguras, con un plan Plan de Incentivos de Vías Seguras (VIASEG) que anime a
transportistas y usuarios particulares a utilizar estas carreteras con menor peligrosidad cuando les sea posible.