Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Mossos d'Esquadra con problemas psicológicos no podrán tener armas

¿Qué sucede cuando alguien con un arma tiene una baja por motivos psicológicos? El sentido común dice que no debería tenerla, pero eso no es así. Y fue lo que pasó hace un mes cuando un mosso d'Esquadra mató a su pareja. Por eso se ha cambiado el protocolo para que en estos casos sean retiradas inmediatamente. Se pretende que a partir de ahora el modelo sea similar al de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que están obligados a depositar el arma cautelarmente y de inmediato, hasta que reciban el alta médica y se determine que están en condiciones de volverla a utilizar. También se les retiraran las armas particulares y sus correspondientes licencias y les harán pruebas psicológicas periódicas para detectar cualquier problema. Además, el nuevo reglamento  contempla retirar la pistola  provisionalmente a todos aquellos agentes que tengan una  baja laboral superior a treinta días.