Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo pesarse correctamente

PesoGtres

La báscula puede ser la peor de las enemigas o la mejor de las amigas. Depende de lo que digan los números: unos gramos o kilos menos hacen que la autoestima suba y lo contrario ocurre si vemos cómo aumentan. Lo más importante es no obsesionarse con los números. Aunque el mejor indicador para saber si estamos en nuestro peso es sentirse sana, ágil y saludable, aquí van unos consejos para utilizar correctamente la báscula, según Cosmopolitan:

    1. Utiliza siempre la misma báscula. Lo ideal es que tengas una en casa. La precisión y calibración varía de un instrumento a otro. Además, ha de estar colocada sobre una superficie plana
    2. Revisa su precisión. Pesa un paquete de azúcar, arroz, harina, sal… y comprueba que su peso es el que indica en el envoltorio.
    3. Pésate siempre por la mañana, en ayunas y después de ir al baño. Y procura   hacerlo siempre alrededor de la misma hora.
    4. Mejor sin ropa. Si no puedes hacerlo desnuda, pésate siempre con la misma ropa. Aunque creas que no, el peso de la ropa puede variar en unos gramos tu peso.
    5. Nunca te peses con la regla. Durante la menstruación las mujeres retienen líquidos, por lo que el peso puede ser ligeramente superior. Un par de días antes e, incluso, un par de días después tampoco dará un resultado certero.
    6. No te peses después de hacer ejercicio.  Tras una rutina de ejercicio habrás perdido líquidos por lo que el resultado será inferior. Ese peso lo recuperarás en cuanto te hidrates porque no está relacionado con la pérdida de grasa.
    7. No te peses todos los días. Para llevar un control basta con hacerlo una vez a la semana.