Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A los bebés les gusta nacer en julio

En la imagen, un bebé recién nacido. EFE/Archivotelecinco.es
Durante el periodo estival, concretamente en julio, es cuando se produce el mayor número de nacimientos en España, ya que de los 518.967 alumbramientos que tuvieron lugar el pasado año, 45.458 bebés llegaron en ese mes.
Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el verano es la estación favorita para que la cigüeña visite nuestro país, pues desde julio a septiembre nacieron 134.458 bebés -69.221 niños y 65.237 niñas-, siendo Andalucía, con 100.685 nacimientos, la región española a la cabeza de nacimientos en la época estival.
En concreto, en el mes de julio nacieron 23.370 niños y 22.088 niñas.
Por ciudades, Barcelona encabeza la lista del total de nacimientos con 64.930, 33.600 de ellos niños y 31.330 niñas; y en julio registró el mayor número de alumbramientos, con 5.811 bebés.
Soria, con sólo 73 nacimientos, fue la ciudad con menos alumbramientos en el mes de julio de 2008.
Por Comunidades Autónomas, Andalucía es donde más niños nacieron el pasado año -52.256-, seguida por Cataluña -46.182- y Madrid -40.497-, al igual que en el caso de las niñas: Andalucía -48.429-, Cataluña -43.202- y Madrid -38.168-.
Melilla, Ceuta, La Rioja, Cantabria y Asturias, por este orden, son las regiones con menos nacimientos en 2008.
Sin embargo, el mes de febrero, quizá por ser el más corto del calendario, es en el que menos alumbramientos tienen lugar: 39.614 -20.400 niños y 19.214 niñas-.
Las tasas de natalidad más elevadas se registraron en las ciudades autónomas de Melilla (20,87 por ciento), Ceuta (20,80 por ciento) y en Murcia (13,56 por ciento).
Los datos del INE de 2008 también muestran cómo las cifras estivales de nacimientos contrastan con las de defunciones, pues la mayoría tienen lugar en los meses de invierno.
Del total de los 385.954 fallecimientos -199.513 hombres y 186.441 mujeres- en España durante 2008, septiembre -27.155-, junio -29.712- y agosto -29.734- fueron los meses en que menos personas murieron.
En concreto, enero, con 38.423 defunciones -19.789 hombres y 18.634 mujeres-, es el mes en el que más muertes se producen, seguido de diciembre -36.937-.
Andalucía, al igual que con los nacimientos, también encabeza la lista del número de defunciones -65.923-, y le siguen Cataluña -60.696- y Madrid -41.656-.
Las regiones donde menos defunciones se produjeron el pasado año fueron Ceuta, Melilla, La Rioja, Navarra y Cantabria.
El Principado de Asturias (12 por ciento) y Galicia (10,84 por ciento) tuvieron las tasas de mortalidad más elevadas.
Asimismo, el crecimiento vegetativo de la población (diferencia entre el número de nacimientos y defunciones) fue de 133.013 habitantes en 2008. Esta cifra es superior a la registrada en el año 2007, que fue de 107.166.
Las comunidades autónomas que registraron mayor crecimiento vegetativo en términos absolutos durante el año 2008 fueron la Comunidad de Madrid (37.009 personas), Andalucía (34.762), y Cataluña (28.688).
Por su parte, Galicia, Castilla y León y el Principado de Asturias presentaron crecimientos vegetativos negativos, es decir, murieron más personas que nacieron.