Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los bomberos trabajan para apagar los pequeños focos activos en el interior de la nave de Cuatro Vientos (Madrid)

Desconocen las causas del incendio iniciado esta madrugada, pero han encontrado "muchas bombonas de butano" en un lateral de la nave.
Cerca de ocho dotaciones de bomberos del Ayuntamiento de Madrid trabajaban esta mañana para sofocar los "pequeños focos" de fuego que quedaban en la nave de grandes proporciones donde horas antes se había iniciado un fuego en el Aeródromo de Cuatro Vientos.
Así lo ha explicado Juan Orellana, bombero que ha participado en las labores de extinción del fuego cuyas causas se desconocen aunque, según ha precisado, había bombonas de butano en un lateral de la nave que ya han sido retiradas.
"Hemos eliminado muchas bombonas de butano de la nave lateral, que es donde creemos que empezó el incendio. No sabemos porqué las tenían almacenadas ahí. En el interior, había sillas y mesas de cafetería, sillas de mimbre, muebles de madera... Creemos que es una empresa que se dedicaba a organizar eventos", ha afirmado el bombero.
Hasta el lugar de los hechos, se han desplazado esta madrugada unas 15 dotaciones que han conseguido controlar el fuego. "Nos han llamado los bomberos de la base aérea y cuando hemos llegado estaba toda la nave ardiendo. Nada más llegar, ya se hundió parte de la cubierta, con lo cual ya no podíamos acceder (a su interior) porque la estructura ya estaba bastante afectada", ha precisado.
Por ese motivo, los efectivos han controlado el fuego desde el exterior y cuando se ha caído la estructura es cuando han entrado para "remover todo el material y poder apagar los pequeños focos".
Orellana ha señalado que han controlado el fuego durante los primeros 40 minutos pero ha matizado que "se trata de una labor lenta en tanto que ahora hay que apagar" los pequeños focos que surgen entre los escombros.
"Nos dijeron desde el principio que no había nadie dentro, que era una nave abandonada o por lo menos estaba cerrada y por esa razón, no hemos pasado a buscar a nadie", ha respondido Orellana al ser preguntado por si el fuego había provocado heridos.
Por su parte, un portavoz de Emergencias Madrid ha explicado que cuando ha llegado, la nave "estaba ardiendo prácticamente por los cuatro costados y había colapsado parte de la cubierta, con lo cual ha sido más complicado poderlo sofocar", y ha añadido que, por ese motivo, los efectivos han hecho 'cuatro fuertes' y han atacado el fuego desde fuera", ha sentenciado.