Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una borrasca muy profunda afectará al Atlántico hasta el viernes y al litoral del noroeste, con olas de más de 5 metros

La presencia de una borrasca "muy extensa y profunda", con presiones en el centro de unos 960 hectopascales, y que abarca a gran parte del Atlántico Norte provocará condiciones muy adversas en el estado de la mar hasta el viernes en alta mar y en la costa del noroeste del país, donde se esperan olas de más de 5 metros de altura, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Así, esta borrasca afectará hasta el viernes a las zonas de responsabilidad de alta mar, donde se espera viento de componente oeste de fuerza 8 y 9 en algunas zonas y áreas de mar arbolada. Por ello, la AEMET recuerda que se pueden consultar las zonas de alta mar con aviso en su página de Internet en el apartado 'predicción marítima'.
Además, se espera que el estado de la mar provocado por esta borrasca afecte también a las costas del noroeste peninsular, con viento de fuerza 5 o 6 que el viernes aumentará a fuerza 7.
Desde las últimas horas de este miércoles, la mar de fondo alcanzará una altura de olas de 4 metros en las costas de Galicia, que, al componerse con la mar de viento, podría superar los 5 metros. Esta mar de fondo disminuirá el viernes a unos 3 metros pero la mar compuesta oscilará entre los 4 y los 5 metros. En las costas del Cantábrico la altura de olas será de unos 3 metros, solamente el miércoles y el jueves.
La AEMET añade que es "muy probable" que el sábado 18 comience a debilitarse a medida que se desplaza hacia el norte, mejorando notablemente el estado de la mar.
Mientras, en la Península, los frentes asociados a esta borrasca continuarán afectando de forma persistente a áreas del noroeste peninsular, dando lugar a lluvias que pueden ser localmente fuertes y persistentes en buena parte de Galicia y extremo noroeste de Castilla y León. Las lluvias tenderán a disminuir a partir del viernes 17, quedando limitadas las más intensas al oeste de Galicia.