Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una británica del "Saloufest" denuncia a un compañero por violación

Imagen de los universitarios británicos en plena fiesta. Foto: Informativos Telecincotelecinco.es
A raíz de esa denuncia, los Mossos d'Esquadra detuvieron al presunto autor de los abusos sexuales, a quien el juez instructor dejó en libertad con cargos a la espera de juicio, tras tomarle declaración a él y a la presunta víctima.
La supuesta violación, de la que informa el periódico "El Punt", ocurrió la noche del martes al miércoles pasado en la playa de La Pineda, adonde se dirigieron los dos jóvenes tras empezar a flirtear en la discoteca Pacha de Vila-seca, que ofrecía una macrofiesta exclusiva para los participantes del "Saloufest".
En su denuncia policial, la chica explicó que había despertado en la playa, sola y medio desnuda, pero que apenas tenía recuerdos de lo sucedido en esa noche porque se encontraba muy bebida.
Por orden del juez instructor, la universitaria fue reconocida en el Hospital Joan XXIII de Tarragona, donde los médicos forenses constataron que había mantenido relaciones sexuales con penetración, añade el periódico "El Punt".
El juez también interrogó al detenido, que aseguró que las relaciones sexuales con la chica fueron consentidas, y acordó dejarlo en libertad con cargos, aunque con la prohibición de acercarse a menos de 200 metros de la denunciante.
Esa medida cautelar obligó a los estudiantes a regresar a su país en dos autobuses distintos el pasado jueves, cuando finalizó el "Saloufest" y volvieron a sus casas los cerca de 4.400 universitarios que en los últimos días han tomado las calles de la turística población tarraconsense, para indignación de parte de sus vecinos.
La polémica iniciativa turística, que reunía a estudiantes de 150 universidades británicas con un programa mixto de deporte y, sobre todo, ocio nocturno, ha dejado escenas de desmadre y borrachera en las calles de Salou que han desembocado en quejas vecinales, aunque el ayuntamiento la defiende asegurando que el orden público no se ha visto alterado en ningún momento.     LA