Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una niña británica muere después de recibir la vacuna del papiloma humano

La muchacha de 14 años comenzó a encontrarse mal después de recibir la vacuna Cervarix contra el virus del papiloma humano (HPV), transmitido sexualmente, en su escuela en Coventry, en el centro de Inglaterra, como parte de un programa de inmunización nacional. Horas después fallecía en el hospital.
"Estamos trabajando con el Departamento de Salud y MHRA (Agencia Regulatoria de Medicina y productos de Salud) para averiguar lo sucedido, hasta este momento la causa exacta de esta trágica muerte es desconocida", ha asegurado el doctor Pim Kon, director médico de GlaxoSmithKline, la farmacéutica que ha desarrollado Cervarix. "Como medida de precaución, el lote de la vacuna se ha puesto en cuarentena hasta que se aclare lo sucedido", explica.
Otras jóvenes de la misma escuela, que también recibieron la vacuna, mostraron distintos síntomas como mareos y náuseas tras recibir la vacunas, aunque no precisaron ingresar en el hospital.
El incidente ocurrió poco después que la niña recibiera su vacuna HPV en la escuela", ha explicado en un comunicado el doctor Caron Grainger, director adjunto de Salud Pública del NHS (Servicio Nacional de Salud) en Coventry y el Consejo de la Ciudad.
1'4 millones de dósis administradas
"No se puede relacionar directamente la muerte y la vacuna hasta que se conozcan todos los hechos y la autopsia se lleve a cabo. Estamos realizando una investigación urgente y completa sobre esta tragedia", afirma.
GlaxoSmithKline, ha afirmado que más de 1.4 millones de dosis de Cervarix han sido administrados dentro del plan nacional de inmunización.
La farmacéutica ha añadido que las diferentes reacciones adversas observadas están relacionadas con efectos secundarios conocidos o se han producido a consecuencia de la inyección y no del propio medicamento. BQM