Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La búsqueda Marta en el vertedero se retoma tras el descanso de los efectivos

El vertedero de Alcalá de Guadaíra donde se busca a la joven por noveno día consecutivo. Foto: EFE.telecinco.es
Según informaron fuentes policiales, "el trabajo se desarrollará según lo previsto y comenzará a primera hora de la mañana, si el tiempo lo permite", ante la posibilidad de lluvias que ya impidieron la realización de las tareas el pasado sábado. 
De esta manera, se trata del noveno día de búsqueda de Marta del Castillo en el centro de tratamientos de residuos de la Mancomunidad de Los Alcores, ubicado en Alcalá de Guadaíra, tras ocho días sin hallazgos relevantes en cuanto al destino de la menor.
Miguel pide perdón
La carta que Miguel Carcaño dejó en su celda antes de su intento frustrado de suicidio este jueves no aporta definitivamente nada nuevo al caso. En el texto, el joven pide disculpas a la familia de Marta del Castillo, según el Correo de Andalucía.
"En el momento que aparezca Marta y le demos sepultura, que sepamos dónde está, descansaremos", ha afirmado Antonio del Castillo, padre de la menor desaparecida desde el pasado 24 de enero. Miguel Carcaño, recluso en la prisión de Morrón de la Frontera, insiste en que ha contado al juez la verdad en su última declaración. Mantiene que él y el menor apodado el Cuco golpearon, amenazaron, violaron y mataron a Marta y que se deshicieron del cadáver arrojándolo a un contenedor de basuras.
El jueves, Miguel intentó suicidarse en su celda de la cárcel de Morón de la Frontera donde está recluido. Los funcionarios de la prisión ya están investigando de dónde sacó Miguel el cordón de chándal que utilizó para colgarse en el baño. Los responsables de los reclusos creen que es posible que Miguel le sustrajera el cordón a otro preso y que su intento de suicidio fuese preparado y no un acto espontáneo. EPF