Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La búsqueda por tierra de los dos desaparecidos en Valdoviño se centra en las playas debido al mal tiempo

La búsqueda por tierra del padre y la hija arrastrados por el mar en Valdoviño (La Coruña) el día de Reyes ha continuado este martes con efectivos de la agrupación local de Protección Civil y Policía Local de la localidad y con agentes de la Guardia Civil, en un rastreo que, debido a las malas condiciones del mar, con alerta naranja y fuerte oleaje, se ha centrado en especial en la zona de playas y costa menos escarpada.
Los dos desaparecidos, Juan Bedoya, de 55 años, y su hija Patricia, de 25, fueron arrastrados por el mar en una zona de acantilados, próxima a la playa de la Frouxeira y el faro de Meirás. El oleaje también se llevó al cuñado del primero, Rodrigo Pena, de 67 años, cuyo cuerpo fue encontrado en la playa al día siguiente, y la hija de este último, que consiguió salvarse al lograr agarrarse a las rocas.
Por noveno día consecutivo, ha continuado el rastreo, sin que se hayan obtenido nuevos rastros. Como ya sucedió el lunes, hoy han participado solo efectivos de Protección Civil de Valdoviño, y no de otras localidades, debido a que las malas condiciones meteorológicas dificultan el rastreo.
Francisco Dopico, responsable de la agrupación local, ha señalado que los efectivos de Protección Civil de los otros municipios "están esperando a que mejore el tiempo, para poder revisar los acantilados y mirar en los huecos y entre las rocas". Ante la mala situación del mar, la búsqueda se está centrando en las playas de Campelo, Meirás, Frouxeira, Pantín, Valeo y Vilarrube.
Las esperanzas se centran ahora en que "el mar devuelva" los cuerpos de los desaparecidos, según han dicho. La búsqueda continuará por tierra "el tiempo que se considere que se puede encontrar algo", añadió el alcalde de Valdoviño, José Antonio Vigo, que incidió en que "va a durar tiempo" y se intensificará "a finales de semana si el tiempo lo permite".
"ES MUY IMPREDECIBLE"
Aunque ha matizado que "no se puede estar buscando toda la vida", como mínimo se mantendrán los rastreos "esta semana y posiblemente la que viene", porque "esto es muy impredecible", "algunos desaparecidos aparecieron a los 30 ó 40 días".
El regidor ha lamentado que el principio de la semana haya llegado acompañado de malas condiciones meteorológicas que dificultan la búsqueda, por lo que se están extremando las medidas de seguridad, y "en vez de al acantilado se va a la zona de playas, no se puede arriesgar a otra gente para mirar".
El operativo que coordina Salvamento Marítimo se centra en el rastreo por aire, con el helicóptero 'Cuco' de la Guardia Civil y el 'Helimer 209'. El temporal ha impedido movilizar embarcaciones.