Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las cajetillas de tabaco genéricas ayudarán a reducir el consumo en jóvenes y mujeres

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) ha mostrado su satisfacción por la decisión del Gobierno australiano de obligar a las tabaqueras a fabricar cajetillas genéricas, sin logo ni marca comercial, ya que se trata de una medida que hace "menos atractivo" el tabaco y ayudará a reducir el consumo, especialmente en mujeres y jóvenes.
Así lo ha asegurado en declaraciones a Europa Press el portavoz de esta entidad, Francisco Camarelles, que reconoce que estos grupos de población son "los que más se dejan llevar" por los "colores llamativos" y las "estrategias publicitarias" de las tabaqueras.
"Muchos fumadores no son conscientes del peligro del tabaco y se dejan llevar por los estilos de vida que venden las tabaqueras, con el inconveniente de que al final la nicotina engancha", admite este experto.
Además, el portavoz de la CNPT recuerda que el consumo de tabaco en España en mujeres y jóvenes es "de los más altos de Europa", de ahí que defienda la implantación de una medida similar en nuestro país.
Actualmente, la Comisión Europea trabaja en la renovación de la directiva europea de productos del tabaco, aprobada en 2001, que podría contemplar el envasado genérico en su articulado para "eliminar de manera definitiva la publicidad del tabaco".
"Si uno fuma veinte cigarrillos al día saca su paquete otras tantas veces, y esa es una forma de hacer publicidad de la marca", ha aseverado.
La CNPT participó en febrero de este año en una reunión en Bruselas para analizar las ventajas de estas cajetillas genéricas y confía que la medida sea finalmente aprobada.
En este sentido, pide al Ministerio de Sanidad español que apoye esta medida como ya han hecho las autoridades de otros países como Francia, Reino Unido y Bélgica y, de salir adelante, que actúen con celeridad a la hora de trasponer la directiva europea al articulado español.
No obstante, Camarelles cree que su puesta en marcha en Europa no estará exenta de trabas por parte de la industria tabaquera como ha sucedido en Australia, donde finalmente ha prevalecido la salud de los ciudadanos por encima del interés comercial. "La industria del tabaco gana muchos millones de euros y gasta mucho dinero, en publicidad y en sobornos, así que estoy seguro de que lucharán hasta el final", ha aseverado.