Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

2.000 calorías al día no son suficientes

Los expertos aseguran que contar calorías no vale de nada si no se lleva una alimentación equilibrada. Foto: Gtrestelecinco.es
Pese a la eterna creencia de que esta temida cifra es el límite diario para una alimentación normal, lo cierto es que esta cantidad solo sería suficiente para alimentar a niños y a mujeres post menopáusicas.
Marion Nestle, prestigiosa nutricionista, se encuentra escribiendo un libro en el que desvela varios de los mitos que rodean la alimentación. Entre ellos, la afirmación de que 2000 calorías son demasiadas.
Nada más lejos de la realidad, esa cantidad de energía seríapara insuficiente para casi todas las personas, excluyendo el grupo formado por los niños, y mujeres que acaban de pasar la menopausia. Al menos eso ha afirmado en la entrevista que recientemente ha publicado el periódico "The Atlantic".
Según varios estudios, las mujeres suelen consumir de 1.600 a 2.200 calorías al día, los hombres de 2.000 a 3.000 y los niños de 1.800 a 2.500. El problema, para los nutricionistas, reside en las etiquetas de información alimentaria. Estas son necesarias para conocer la cantidad de sodio y grasas saturadas que contienen determinados alimentos. Sin embargo, se toma como referencia una dieta basada en precisamente, 2000 calorías diarias.
Aquí los expertos han intentado mediar para subir este porcentaje hasta 2400 diarias. Pero, pese a que los hombres se les queda corto, las mujeres no llegan a estas cifras. El mayor miedo que se tiene también a la hora de etiquetar de esta manera los alimentos, es precisamente que se potencie la sobre-alimentación, haciendo a la gente relajarse ante la cifra, y comiendo más de lo que se debe.
Ante todo, e independientemente de números, no cabe la despreocupación ante ellas, sin embargo, lo más eficaz para controlar nuestra alimentación es "si tu peso empieza a subir, es que estás comiendo demasiado". A falta de más datos que nos aporte este interesante libro, lo que podemos sacar en claro es que no vale de mucho contar calorías.