Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A la cama, no sin mis lentillas

moldean la forma de la córnea
igual
láser durante una intervención quirúrgica.
Están pensadas para "personas de todas las edades, con una miopía máxima de -7", explica Silvia Gónzalez, optometrista experta en ortoqueratología nocturna. No obstante, también están disponibles para astígmatas de hasta 1,50 dioptrías y trabajan en el desarrollo de la hipermetropía.
El problema de estas lentillas, es su precio, que ronda los 1.200 y 1.500 euros. Supera entre 200 y 500 euros la intervención quirúrgica. Además, en España faltan especialistas en ortoqueratología.
Silvia González sostiene que es la alternativa perfecta para quienes no pueden o no quieren pasar por el quirófano. "La visión es como si no tuvieras miopía". Se pueden utilizar indefinidamente, cada noche y siempre bajo supervisión de un óptico.
Más novedades
Pero la optometría ha aportado más avances en los últimos meses. Desde septiembre se comercializan unas lentillas -tanto para astígmatas, como para miopes e hipermétropes- que se pueden utilizar durante 30 días y 29 noches seguidas, sin descanso.
Manuel Gómez, profesor de contactología de la Universidad Europea de Madrid, explica que el secreto de las lentes radica en el material aquaform, una silicona especial que aporta hasta un 48% de agua y 8 veces más oxígeno que las tradicionales. Así provoca una "humectación natural" al ojo, que ayuda a las personas con sequedad ocular y, por lo tanto, permite que la córnea "respire" aportando mayor comodidad.