Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los virus cambian su material genético para burlar las defensas del organismo

Los virus causantes de ciertos cánceres modifican su material genético para burlar las defensas del organismo, según un estudio del Instituto Catalán de Oncología publicado en Genome Research que apunta que estas alteraciones epigenéticas también pueden estar presentes en virus como el del sida o el de la gripe. En la imagen, Manel Esteller, coordinador del trabajo y director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer (PEBC) del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL)-Instituto Catalán de Oncología (ICO). EFEtelecinco.es
Los virus causantes de ciertos cánceres modifican su material genético para burlar las defensas del organismo, según un estudio del Instituto Catalán de Oncología publicado en Genome Research que apunta que estas alteraciones epigenéticas también pueden estar presentes en virus como el del sida o el de la gripe.
El trabajo quería descifrar por qué algunas personas portadoras de virus oncogénicos los eliminan sin más, otros progresan a una infección y otros portadores acaban desarrollando un tumor canceroso, y ver qué modificaciones en el genoma están implicadas en estos procesos.
En este estudio se ha hecho el mapa completo de la metilación del ADN, un tipo específico de modificación química del material genético, a partir de varios tipos de virus relacionados con tumores, convirtiéndose en el primer análisis completo que se hace del epigenoma de un ser vivo completo, como es un virus.
El estado de metilación de algunos genes puede ser usado como un marcador del desarrollo de los tumores, y descifrar las complejas reglas que determinan qué tipo de genes son metilados (alterados) durante la génesis de un tipo de cáncer podría ser muy útil para hallar un diagnóstico precoz.
Según ha explicado a EFE el científico Manel Esteller, coordinador del trabajo y director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer (PEBC) del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL)-Instituto Catalán de Oncología (ICO), se ha descubierto que los genomas de los virus están progresivamente más metilados en pacientes que han desarrollado un cáncer que los que sólo están infectados por el virus.
Así, han estudiado los virus 16 y 18 del papiloma humano, que provocan cáncer de cérvix y el cáncer orofaríngeo; el de la hepatitis B, que genera cáncer de hígado, y el virus de Epstein-Barr, que produce linfomas, virus de los que están infectados millones de personas.
Esteller ha señalado que estos cuatro tipos de virus pertenecen a una superfamilia de virus de doble cadena de ADN, como los virus del Sarcoma de Kaposi, o de herpes, y que no se descarta que esta metilación anormal se pueda dar también en estos otros virus.
Al comparar el metiloma en portadores asintomáticos del virus, en pacientes con una infección activa y en pacientes que están desarrollando un cáncer relacionado con el virus, han visto que en personas asintomáticas no esta metilado, que al desarrollarse una infección como hepatitis o mononucleosis infecciosa, empieza a metilar el genoma del virus, y que al haber un tumor asociado (linfoma, cáncer de cérvix o de hígado), el genoma del virus está muy metilado.
Ante estos resultados, los investigadores han concluido que la metilación es un mecanismo que usa el virus para esconderse del organismo, lo que le permite perpetuarse en la células.
Manel Esteller ha recordado que actualmente existen en el mercado fármacos epigenéticos que desmetilan el genoma para tratar ciertas formas de leucemia y linfoma, y que los resultados del trabajo apuntan a que también podrían ser efectivos contra el cáncer de cérvix y de hígado, o en otros linfomas.
Para este experto, el hallazgo de estos cambios en los virus también es muy importante para encontrar el epigenoma humano, porque la misma tecnología que se ha hecho con los virus, utilizando la ultrasecuenciación y la bioinformática, se puede usar para el humano.
Ha añadido que una vez descubiertos estos epigenomas se podría explicar por qué unas células con el mismo genoma tienen aspectos distintos y se diferencian en uno u otro tejido, lo que estaría relacionado con la células madre.
En este sentido, ha recordado que las células madres y las células diferenciadas genéticamente son iguales, pero epigenéticamente son distintas porque su metilación del ADN cambia.
También ha explicado que el genoma es la secuencia de nucleótidos que forman el ADN y el epigenoma es la secuencia de modificaciones químicas de los nucleótidos que forman el ADN.
"Si un genoma fuera un vestido -ha puntualizado- los adornos y todo lo que se puede cambiar y añadir serían el epigenoma".