Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La campaña 'Una sola familia humana, alimentos para todos' recorrerá España para pedir la erradicación del hambre

La campaña 'Una sola familia humana, alimentos para todos' auspiciada por el Papa Francisco e impulsada en España por Cáritas y Manos Unidas y apoyada por Obras Misionales Pontificias, Justicia y Paz España, CONFER y Redes, recorrerá desde este viernes todo el país para pedir la erradicación del hambre en 2025.
Un total de once ciudades españolas acogerán hasta el próximo 29 de octubre un programa de debates en el que un grupo de expertos procedentes de Camboya, Camerún y Ecuador explicarán los proyectos que llevan a cabo en sus respectivas comunidades para garantizar el acceso a la alimentación de las personas más vulnerables.
El programa incluye también actuaciones del Grupo de Baile 'Tahen' de Camboya, algunos de cuyos integrantes son niños víctimas de las minas antipersona.
El punto de partida de estas actividades tuvo lugar este jueves en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde Cáritas y Manos Unidas celebraron un acto con motivo del Día Mundial de la Alimentación. Los próximos coloquios tendrán lugar en Zamora y Salamanca (17 de octubre), Oviedo (18 de octubre), Santander (20 de octubre), Burgos (21 de octubre), Logroño (22 de octubre), Zaragoza (23 de octubre), Teruel (24 de octubre), Valencia (27 de octubre), Jaén (28 de octubre) y Sevilla (29 de octubre).
Además, con motivo del Día Mundial de la Alimentación, Cáritas y Manos Unidas, junto al resto de organizaciones involucradas en la campaña han suscrito un manifiesto en el que reclaman el derecho de todos los seres humanos a una nutrición suficiente, sana y adecuada, como parte esencial de una vida digna.
Asimismo, hacen un llamamiento a la ciudadanía a comprometerse con la realización efectiva del derecho a la alimentación de todas las personas mediante una apuesta personal y comunitaria a mantener estilos de vida basados en el consumo responsable y sostenible que evite el desperdicio de los alimentos.
También instan a los poderes públicos a que sitúen, a nivel estatal y europeo, el derecho a la alimentación en el centro de las estrategias de Gobierno, y lo protejan de los intereses del mercado y urge a los responsables políticos a acometer el objetivo de acabar con el hambre en la nueva agenda de desarrollo 'Post 2015'.
Finalmente, reclaman la puesta en marcha de un acuerdo internacional que frene el cambio climático, que propicie modelos más sostenibles de producción de energía y de alimentos, y que cuente con la financiación adecuada para que las comunidades más vulnerables se puedan adaptar a sus efectos negativos.