Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La campaña de vacuna contra la gripe empieza mañana en los centros de salud de las islas

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha adquirido por un importe de 898.800 euros, 225.000 dosis de vacuna antigripal y 12.000 dosis de vacuna antigripal con adyuvante (utilizada para personas mayores institucionalizadas), complementadas con 20.000 dosis de vacuna antineumocócica, para iniciar este miércoles la campaña de vacuna de la gripe.
La campaña publicitaria de incentivación de la vacuna contra la gripe comenzó el 3 de octubre, y consta de un anuncio para televisión, cuña radiofónica, carteles y 'displays' troquelados de varios tamaños, y recuerda a las personas que forman parte de algún grupo de riesgo que la vacuna es la forma más sencilla de protegerse.
Los materiales gráficos se han distribuido en todos los centros de salud, centros de especialidades, hospitales, oficinas de farmacia, ayuntamientos, cabildos, centros de la tercera edad y mandos militares de Canarias, informa la Consejería en una nota.
En la pasada campaña de vacunación 2013-2014, en el caso de adultos mayores de 65 años, con una población objetivo de 259.980 personas, se administraron 142.340 dosis de vacuna con una cobertura del 54,75 por ciento, y en la temporada anterior, se había alcanzado una cobertura del 37 por ciento, muy lejos de la recomendada por la OMS para este grupo, que es del 75 por ciento.
En otros grupos, normalmente enfermos crónicos, con una población objetivo entorno a 240.000 personas, se administraron 47.580 dosis, frente a 25.572 en la temporada anterior, y se vacunaron 548 embarazadas en sus centros de salud.
En personal sanitario, con una población objetivo de 25.573 personas, se administraron 4.113 dosis con una cobertura del 16,98 por ciento, frente a 3.606 en la temporada anterior, con una cobertura del 14 por ciento. El porcentaje deseable de vacunación en este colectivo está en torno al 60 por ciento.
LAS MUERTES PUEDEN BAJAR UN 50 POR CIENTO
La vacunación contra la gripe podría reducir el 50 por ciento de las muertes que se producen en España como consecuencia de esta enfermedad, que se sitúan en torno a los 2.000 fallecimientos anuales directos. No obstante, esta horquilla varía en datos globales de los 1.400 hasta los 4.000 fallecimientos que se asocian a factores de comorbilidad.
En concreto, según datos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), en la temporada de gripe 2010-2011 unas 1.900 personas perdieron la vida en España como consecuencia de la enfermedad, de las cuales el 90 por ciento eran personas mayores de 70 años y el 85 por ciento no se había vacunado.
Las recomendaciones de vacunación antigripal tienen como objetivo reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe, y el impacto de la enfermedad en la comunidad.
Por ello, deberán ir dirigidas fundamentalmente a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe, a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones y aquellas que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales en la comunidad.
Dentro de los grupos específicos, la vacunación en el personal sanitario adquiere una relevancia especial debido al contacto estrecho y frecuente con personas de alto riesgo de padecer o desarrollar graves complicaciones o consecuencias de la infección por el virus de la gripe.
Además, el liderazgo y el ejemplo del personal sanitario son fundamentales a la hora de recomendar la vacuna a las personas en las que está aconsejada, remarca la Consejería.
Algunas personas no se vacunan por "falsas ideas", insiste, hasta el punto de que "muchos no creen que la enfermedad sea tan grave y otros piensan que la vacuna causa la enfermedad pero, en realidad, el riesgo de padecer efectos secundarios o reacciones alérgicas tras la administración de la vacuna de la gripe, es muy baja".
El efecto colateral más frecuente, incide, es la molestia en el lugar de la inyección que puede llegar a durar alrededor de 2 días, pero que no impide realizar las actividades normales.
Algunos niños que no han estado expuestos al virus de la gripe con anterioridad pueden tener fiebre y malestar general tras la vacunación. Estos síntomas, si ocurren, comienzan a las 6-12 horas de la vacunación y desaparecen en 1-2 días.
TASAS DE INCIDENCIA
En la temporada 2013-14 --desde el 30 de septiembre de 2013 al 12 de mayo de 2014--, la Red registró una onda epidémica de gripe que tuvo su máximo en la semana 6 de 2013 --del 3 al 9 de febrero--, en la que se observó una tasa de 165 casos por 100.000 habitantes.
El análisis detallado por grupos de edad mostró que las tasas de incidencia en las edades pediátricas --menores de 5 y menores de 15-- llegaron, como es habitual en la gripe, a niveles más elevados que en los adultos de 15-64 años y en los mayores de 64 años.
En cuanto a los casos graves, se realizó la vigilancia de los casos hospitalizados, notificándose un total de 72 casos en el conjunto de la temporada: 9 en menores de 5 años y 5 fallecidos.