Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La campaña de vacunación de la gripe 2013-2014 comenzará el 14 de octubre y durará hasta finales de noviembre

La Consejería de Sanidad adquiere 115.000 dosis de vacuna antigripal
La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales pondrá en marcha el próximo día 14 de octubre la campaña anual de vacunación contra la gripe, que se extenderá hasta el 30 de noviembre.
Estas fechas se han decidido siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que aconseja iniciar la campaña durante el mes de octubre, y una vez aseguradas las cantidades necesarias de vacunas y su distribución por los centros de salud de toda Cantabria.
Este año, se han adquirido 115.500 dosis de vacuna antigripal (110.000 de vacuna inactiva y 5.500 dosis de adyuvada dirigida a ingresados en residencias y centros sociosanitarios).
Al igual que en el año anterior, Cantabria participa en compra centralizada promovida por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, junto a otras doce comunidades autónomas, las ciudades de Ceuta y Melilla y otras instituciones del Estado. Mediante este procedimiento de compra conjunta, Cantabria ha ahorrado en dos años 196.280 euros, 28.286 euros este año y 167.994,4 en 2012.
Esta campaña va dirigida en la comunidad a las personas incluidas en los grupos de población recomendados: los que tengan una edad de 60 años en adelante y los pertenecientes a grupos de especial riesgo, como son los niños mayores de seis meses y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares, o que afecten a la musculatura respiratoria, con insuficiencia renal o hepática crónica, diabetes y otras enfermedades metabólicas, anemia severa crónica, VIH e inmunodeficiencias, enfermedades oncohematológicas y personas que padecen obesidad mórbida u otras patologías que entrañen un mayor riesgo si se contrae la gripe.
Se hará especial énfasis también en los residentes en instituciones cerradas, de cualquier edad a partir de los 6 meses, que padezcan procesos crónicos.
Además, se recomienda la vacuna a las embarazadas en cualquier trimestre de gestación, a los niños y adolescentes entre 6 meses y 18 años en tratamiento crónico con aspirina, los nacidos prematuros y los niños sometidos a implante coclear o a la espera del mismo.
Es también muy importante la vacunación antigripal en personas que pueden transmitir la enfermedad a aquellas que tengan un alto riesgo de presentar complicaciones, como los trabajadores de los centros sanitarios, instituciones geriátricas o centros de atención a crónicos, cuidadores domiciliarios o personas que conviven con enfermos en situación vulnerable.
Se consideran también grupos de riesgo epidemiológico el personal de cuarteles, prisiones, internados, los que trabajen en servicios públicos esenciales (fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, bomberos, servicios de protección civil, etcétera) y algunos viajeros internacionales.
Todas las personas incluidas en estos grupos de riesgo se podrán vacunar de forma gratuita en los centros de salud y consultorios de Atención Primaria, pidiendo cita previa. Las vacunas para algunos grupos se administrarán también en hospitales y otras instituciones como centros de atención a la dependencia.
Para aumentar la captación en esta campaña en la población general, se distribuirán carteles informativos en todos los centros de salud, consultorios y hospitales de Cantabria. Además, la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales envía a cada ciudadano al cumplir los 60 años, una carta explicando la necesidad de vacunarse contra el neumococo y contra la gripe en cada campaña.
PERSONAL SANITARIO
Para el personal sanitario también se pondrán en marcha medidas específicas, como organización de actividades de formación en centros de salud y hospitales, así como la edición de material divulgativo dirigido al personal de los centros sanitarios.
En este colectivo se hará un esfuerzo especial por su gran importancia, intentando acercarse lo más posible a la cobertura del 40 por ciento recomendada por la OMS. El pasado año se consiguió aumentar el porcentaje de trabajadores sanitarios vacunados respecto al año anterior, llegando a una cifra próxima al 35 por ciento aunque con amplias diferencias según los diferentes centros.
La cobertura vacunal en mayores de 65 años llegó el pasado año en Cantabria a un 63,28 por ciento, la tercera mayor de España, según datos oficiales del Ministerio de Sanidad, después de La Rioja y de Castilla-León. En gran número de comunidades se comienza la campaña a partir de los 65 años, mientras que en Cantabria se inicia a partir de los 60.
La Consejería recuerda la importancia de vacunarse contra la neumonía a las personas mayores de 60 años y a los que presenten determinadas enfermedades crónicas, ya que ataca especialmente a personas con gripe aprovechando la debilidad del organismo. Esta vacuna se administra una sola vez en la vida, frente a la antigripal que debe administrarse cada año porque la inmunidad que proporciona es de corta duración y los virus tienen gran capacidad de mutación.
Durante el periodo epidémico 2012-2013, se estima que en Cantabria se registraron algo más de 10.000 casos de gripe, siendo el momento de pico máximo en la octava semana de 2013 con 180 casos por 100.000 habitantes.