Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cáncer de mama es como una "pequeña epidemia" pero, si se detecta a tiempo, puede curarse

Cada año se detectan en España entre 20.000 y 22.000 nuevos casos de cáncer de mama, lo que le convierte en una enfermedad muy prevalente similar a una "pequeña epidemia" en la que, sin embargo, los avances en el diagnóstico y el tratamiento hacen que en muchas mujeres pueda curarse si se detecta a tiempo.
"La buena noticia es que, si se coge a tiempo, puede curarse", ha defendido el oncólogo médico Raúl Márquez, del MD Anderson Cancer Center de Madrid, con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama que se celebra este domingo 19 de octubre.
Este especialista en tumores ginecológicos reconoce que en los últimos años ha aumentado su prevalencia, de modo que entre una de cada ocho u once mujeres lo ha padecido o lo va a desarrollar en el futuro. Sin embargo, actualmente, las tasas de supervivencia después de cinco años son de entre el 85 y 90 por ciento.
La clave de esta supervivencia es la implantación de programas de cribado en todas las comunidades mediante la realización de mamografías a partir de los 40-45 años y del buen cumplimiento de las mujeres españolas.
Además, este experto reconoce que "hay buenos niveles de concienciación" que permiten que, "a la mínima duda, la gente acude al ginecólogo rápidamente".
Entre los principales síntomas ante los que una mujer debe estar atenta, Márquez ha recordado la aparición de nódulos duros en el pecho, retracción o secreción en el pezón, cuando la piel está inflamada (lo que se conoce como piel de naranja) o aparición de ganglios en la axila.
Y en lo que respecta a la edad media de aparición de estos tumores, este oncólogo cree que hay que estar vigilante en los dos picos que tiene la enfermedad, uno entre los 40 y 45 años y otro en torno a los 60 años, en personas que ya han pasado la menopausia.
LOS TUMORES METASTÁSICOS, EL "GRAN RETO"
No obstante, la edad del diagnóstico no condiciona el pronóstico de este cáncer, algo en lo que juega un papel más importante la histología del tumor, clave también en que el tumor se extienda y haga metástasis. Estos tumores, ha reconocido este experto, son precisamente el "mayor reto" para los oncólogos especializados en cáncer de mama.
"Estos tumores por el momento son incurables, por lo que los tratamientos ahora en estas pacientes es que vivan lo mejor posible durante más tiempo", ha reconocido este experto, que celebra que para estos casos también estén apareciendo nuevos fármacos que complementan a la quimioterapia y permiten atacar a la célula a nivel molecular.
Además, este experto ha recordado la importancia de seguir unos hábitos de vida saludables para disminuir el riesgo de desarrollar un tumor. Entre ellos, ha destacado una alimentación equilibrada, basada en la dieta mediterránea, la práctica de ejercicio físico, un control de peso y evitar el tabaco y el alcohol.