Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cardenal Antonio Cañizares encarga al nuevo obispo "promover la participación de la mujer en la Iglesia"

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha encargado al nuevo obispo auxiliar Arturo Pablo Ros "promover la nueva evangelización de los laicos y la participación de la mujer en vida de la Iglesia" y ha avanzado la próxima designación por el papa Francisco de un tercer obispo auxiliar en la diócesis valenciana, con el que "quedará enmarcado el cuadro de las prioridades pastorales" del Arzobispado de Valencia.
Cañizares ha realizado estas declaraciones al comunicar este lunes la entrada de Ros a la Curia diocesana, que ha acogido la designación con un prolongado aplauso, según ha informado la Archidiócesis en un comunicado.
Al nuevo obispo auxiliar le ha encomendado, entre otros cometidos, la promoción de la "formación de un laicado adulto, presente en la vida familiar, los asuntos temporales, la acción social y la vida pública", así como "la promoción de la participación de la mujer en la vida de la Iglesia".
Otro de sus cometidos será "coordinar y alentar en la diócesis lo mucho y muy importante que esta llevándose a cabo en el campo social y en la atención a los preferidos de Dios, que son los pobres y los que sufren: las periferias existenciales", ha agregado el purpurado.
En este sentido, ha destacado la urgencia de "potenciar la nueva evangelización para una renovación de la humanidad de nuestra sociedad", en la que considera que "a los fieles cristianos laicos les corresponde responsabilidad y protagonismo por vocación".
Así, después de agradecer a Dios y al papa Francisco el nombramiento de monseñor Ros, Cañizares ha resaltado del nuevo obispo auxiliar su "fe, generosidad y sentido de Iglesia".
AYUDA "INESTIMABLE"
Seguidamente, el arzobispo de Valencia ha anunciado la próxima designación por el papa de un tercer obispo auxiliar para la diócesis, con el que "quedará enmarcado el cuadro de las prioridades pastorales de nuestra diócesis: primacía de la vida de caridad y atención a los pobres, evangelización de la cultura en toda su amplitud, formación de los laicos para una presencia pública y atención prioritaria a la pastoral familiar y al mundo de los jóvenes", entre otros.
Esta serie de objetivos "irán acompañados por parte del conjunto de los Obispos de una atención prioritaria a los sacerdotes, que están en el núcleo de la Iglesia y son los principales y más cercanos colaboradores de los Obispos, así como de la vida consagrada en la Iglesia: su gran tesoro", ha remarcado.
Por todo ello, Antonio Cañizares ha reiterado su agradecimiento a Dios por "conceder a la diócesis y a mí en particular un nuevo obispo que nos ayude a llevar más adecuadamente el ministerio pastoral aquí".
También ha reconocido en la misma línea la "inestimable ayuda" aportada por el papa Francisco con estos nombramientos que "necesitaba y en cuya petición tanto he insistido, sobre todo los últimos meses".
PÁRROCO EN REQUENA
Con la designación, Pablo Arturo Ros se convierte en el segundo obispo auxiliar de la diócesis de Valencia después de monseñor Esteban Escudero nombrado en mayo de 2015.
Nacido en Vinalesa (Valencia) en 1964 y nieto del beato mártir Arturo Ros Montalt, recibió al ordenación sacerdotal treinta años después en Valencia y fue superior del Seminario Mayor de 2000 a 2005. Y desde 2006 a 2010 ejerció de párroco en Requena (Valencia) y en numerosas pedanías de esta localidad.
También fue titular de las parroquias de Valencia Nuestra Señora de la Buena Guía y San Vicente Ferrer, y desde 2010 era titular de la vicaría episcopal territorial V de la diócesis de Valencia (Llíria-Requena-Ademuz), así como miembro del Consejo Presbiteral, antes de su nombramiento como auxiliar.