Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cardenales electores pasarán mañana a ser 106, cuando el italinao Battista Re cumpla 80 años

Los cardenales electores en un futuro cónclave pasarán a ser 106 a partir de este jueves, cuando el cardenal italiano Giovanni Battista Re, prefecto emérito de la Congregación para los Obispos y presidente emérito de la Pontifica Comisión para América Latina, cumpla 80 años.
El colegio cardenalicio está compuesto por 199 cardenales, de los que a partir de este jueves sólo 106 podrían elegir al Papa en un hipotético cónclave al ser menores de 80 años. No obstante, el Papa Francisco ha convocado en febrero su primer consistorio, en el que 19 nuevos cardenales, 16 de los cuales tendrán derecho a voto, por lo que los cardenales electores pasarán a ser en ese momento 122. En todo caso, a lo largo del año, otros nueve purpurados, cumplirán 80 años y dejarán de ser electores.
Giovanni Battista Re nació el 30 de enero de 1934, en Brescia, Italia en el seno de una familia numerosa (tiene 5 hermanos y una hermana) y sencilla.
Con 11 años entró en el seminario de Brescia, e 1945, justo después de la segunda guerra mundial. Fue ordenado sacerdote en 1957, con 23 años. Se licenció en derecho canónico en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. El 1 de julio de 1963 fue destinado a la Nunciatura Apostólica de Panamá. En 1967 fue transferido a la Representación Pontificia en Irán, donde permaneció hasta enero de 1971 cuando comenzó a trabajar en la Secretaria de Estado del Vaticano como secretario particular de Mons. Giovanni Benelli.
Su colaboración con Juan Palo II fue muy estrecha y continuada. El 12 de diciembre de 1979 Juan Pablo II lo nombró Asesor de la Secretaría de Estado. En 1987 comenzó a trabajar como Secretario de la Congregación de los Obispos, también fue Secretario del Colegio Cardenalicio. Acompañó al Papa polaco en muchos de sus viajes. En 2000 fue nombrado prefecto de la Congregación para los obispos y presidente de la Pontifica Comisión para América Latina.