Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las muertes en carretera bajaron por primera vez de 100 en 2008 y llegaron a su mínimo histórico en 2013

El periodo de Semana Santa es uno de los más críticos en siniestralidad de todo el año. Expertos del sector destacan que se trata de un periodo difícil para la Seguridad Vial debido a los numerosos desplazamientos que se producen en muy pocos días, coincidiendo, además, con las primeras vacaciones del año con meteorología favorable.
En la última década el número de desplazamientos ha sido desigual, según los expertos debido a la crisis. Las cifras se han movido entre los 15,5 millones de coches en 2007 y 2008 y los 13,5 millones previstos en el año 2015. El mínimo se registró en 2013, con 13 millones de desplazamientos.
Ese año es, precisamente, un histórico en el sector de la seguridad vial, ya que fue cuando se registró el número de cifras más bajo en el periodo de Semana Santa, desde que se tenían registros en España: 26 fallecidos. Esta cifra suponía una reducción de 19 víctimas con respecto al año anterior.
En años posteriores no se ha vuelto a alcanzar este valor. Al año siguiente (2014) se contabilizaron 35 muertos en carretera, mientras que en 2015 se redujeron en dos, hasta los 33.
Durante la última década, también se ha vivido otro momento de especial relevancia, cuando se bajó de la barrera histórica de los 100 fallecidos. Fue en 2008 y se contabilizaron 63 muertes en todo el periodo vacacional, frente a los 106 del año anterior y los 110 de 2006.
PRUDENCIA A LOS CONDUCTORES Y MÁS IMPLICACIÓN A LA DGT
Desde la Asociación de Prevención de Accidentes de Tráfico (PAT-APAT), su presidenta Yolanda Doménech, espean este año "una implicación por parte de los máximos responsables de la DGT poniendo en marcha todos los dispositivos necesarios para evitar siniestros", pero también "haciendo declaraciones y recomendaciones".
Doménech cree que la directora general de Tráfico, María Seguí, debería recordar a los ciudadanos que los controles de la policía son recordatorios de la responsabilidad de conducir con prudencia y del respeto las normas. Doménech ha indicado que buscan "más compromiso de los responsables de la DGT para que se perciba que es un tema importante, que preocupa y en el que es necesaria la implicación de todos".
En cuanto a los conductores, Doménech les pide "paciencia" en estas fiestas, en las que los usuarios buscan realizar un largo recorrido en poco tiempo. "Todos queremos llegar lo antes posible a nuestro destino, pero no vale la pena arriesgar la vida por ganar unos minutos u horas. Lo importante es llegar", ha recordado.
Del mismo modo, destaca la importancia de "revisar el vehículo antes de un desplazamiento y planificar el viaje". "En caso de avería bajar del coche con el chaleco reflectante y por el lado del vehículo donde no haya circulación. Y ponerse en un lugar resguardado mientras se espera la asistencia. Muchas muertes se producen por atropello al salir del vehículo".
Para el presidente de la Asociacion de Víctimas de Accidentes (DIA), Francisco Canes, la principal labor de la DGT ante los desplazamientos de Semana Santa es "concienciar sobre la importancia de las consecuencias de los accidentes para las familias". "La gente muerte en accidentes, la gente se queda en silla de ruedas. Hay que poner ahí el acento y mostrar las consecuencias, no dando miedo y con temas morbosos, pero mostrando el dramatismo que tiene", ha apuntado.
Además, ha indicado que hay un grupo de usuarios que cambian su actitud al volante ante campañas que avisan de que se va a sancionar. Sin embargo, para Canes esta vía no es la adecuada porque "tiene un recorrido corto" por "los medios son excasos medios a nivel de vigilancia" que existen. Así, ha indicado que la reducción de estos medios ha sido "notable" y la gente "se da cuenta".
Por su parte, la vicepresidenta de la Plataforma Motera por la Seguridad Vial (PMSV), María José Alonso, se ha mostrado "pesimista" por la tendencia al alza en las cifras de siniestros registradas en los últimos meses. "Además tendremos mejor tiempo al que suele ser habitual en esta época, subirá el número de personas que circulen y con ellos el aumento del riesgo de accidentes", ha apuntado.
A su juicio, la DGT "debe dejar a un el uso de tecnologias autosugestionables y pensar más en lo que verdaderamente importa: difundir formación, difundir respeto y difundir actitudes amables". Así, defiende que las campañas "no deberían ser puntuales, sino que el planteamiento pasaría por ser continuo, así como mas presencia policial en las diferentes carreteras".
Alonso ha recordado, en declaraciones a Europa Press, que antes había quejas sobre el estancamiento de las políticas viales, porque no se reducían las víctimas y mucho menos el número de siniestros. Sin embargo, a su juicio, ahora si que hay "un problema y grave", porque en 2016 las cifras van "en aumento, tanto en víctimas como en número de accidentes".
"Más controles, campañas pro-activas, continuas, y sobre todo, dejar de decir que es muy democrático el que se sepan la localización de los diferentes radares, y comenzar a tomar cartas en el asunto sobre ciertas aplicaciones en las que los usuarios puedan avisar a otros sobre los controles de alcoholemia y drogas", ha concluido.