Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

N 236, la carretera de la muerte en el incendio de Portugal

Amontonados tras chocar en la carretera, calcinados a escasos metros del asfalto o devorados por las llamas tras impactar contra el quitamiedos. 47 muertos en la carretera N236, familias enteras, niños. Tragedia difícil de explicar con palabras. Los propietarios de estos coches intentaron huir pero las llamas los rodearon. Carretera muy estrecha, sin salidas y que los condujo directamente al epicentro del fuego. De este pueblo eran 10 de los fallecidos. Sus vecinos los recuerdan entre lágrimas. Las llamas se quedaron a las puertas de casa. Ellos no huyeron en coche y se salvaron. Un grupo de vecinos se sumergió en esta alberca hasta que el fuego pasó. Lo han perdido todo pero pueden contarlo. De los 62 fallecidos hasta ahora, 47 murieron en la carretera. 17 de ellos fuera de sus coches en una desesperada carrera por sobrevivir