Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El caso de Jesús Neira

Dos meses después de someterse a un fuerte tratamiento de antibióticos y cuidados intensivos, Neira despertaba del coma.

Tras esto fue trasladado a planta al entender que se encontraba "fuera de peligro" y al observar que evolucionaba favorablemente. Según comentaba la esposa de Jesús Neira, Isabel Cepeda.
Pese a esto Cepeda aclaraba que no había fecha ni plazo para determinar la completa recuperación de su marido. "Los fisioterapeutas están trabajando en recuperar su movilidad, va poquito a poco recuperando algunas partes pero todavía no saben el alcance de las lesiones", matizaba.

Prisión provisional para el agresor

La juez del Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahona decretó el ingreso en prisión para Antonio Puerta once días después de la agresión, el 13 de agosto. Se le acusaba de un delito de tentativa de homicidio.

Puerta ya había sido detenido por la Guardia Civil con anterioridad tras propinarle a un periodista una paliza.

Defiende a su maltratador

Pese a que las imágenes que captaron lo ocurrido muestran a Antonio Puerta agrediendo a Violeta Santander. Esta nunca ha reconocido sufrir malos tratos.
Lejos de esto, ha acudido en varias ocasiones a los platós de televisión para contar su versión de los hechos. Llegó a decir que la mujer de Neira, Isabel cepeda, le había "hecho mucho daño y había mentido". A lo que añadió que ella no veía "una agresión" en las imágenes que captaron lo ocurrido.

Según su versión, ese día hubo un forcejeo entre ambos. Después intervino Neira quien, según ella, insultó a Puerta, lo que llevó a la pelea.

Neira ha mantenido que lo que él vio fue la agresión de parte de un hombre hacia una mujer. Y, que por esa razón, tuvo que intervenir.

Un tercer testigo

Una tercera persona, la recepcionista del hotel donde ocurrieron los hechos, asegura que vio como Puerta le levantó la mano a Santander, pero que no llegó a ver la agresión, que sí vio Neira.

Después de esto, lo que pudo fue cómo Puerta le daba una paliza a Neira pese a permanecer este último en el suelo. Finalmente, acudió policía pero Puerta y Santander ya se habían ido. RSO