Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 14.000 católicos de Finlandia, una iglesia que no llega a fin de mes pero con voz y en plena unión con los luteranos

El vicario general de la diócesis católica de Helsinki, única en Finlandia, el español Raimo Goyarrola, ha asegurado que Finlandia es "un milagro" porque, aunque la iglesia católica de allí es "la más pobre", aunque apenas llegan a pagar la calefacción durante los 10 meses de temperaturas de hasta 20 grados bajo cero y aunque los católicos representen un 0,2% de la población total, su voz se escucha en el gobierno y en la sociedad y su participación con el resto de iglesias es plena.
Goyarrola pone como ejemplo de este ecumenismo entre la Iglesia luterana --la mayoritaria, con casi 4 millones de fieles, el 78% de los finlandeses--, la ortodoxa --con unos 60.000-- y la católica --con 14.000 fieles, 26 sacerdotes y un solo obispo--, la cesión a los católicos de iglesias luteranas y ortodoxas para celebrar misa los domingos.
"En Finlandia tenemos siete parroquias y durante un mes, los domingos tenemos misa en 25 ciudades distintas para lo que usamos iglesias luteranas y ortodoxas. La relación es espectacular, fraternal, somos una familia. Yo me siento en casa con los luteranos y los ortodoxos. Finlandia es un milagro", ha enfatizado.
Así lo ha indicado durante un acto en la Oficina de Información del Opus Dei, en el marco de su visita a España para presentar este miércoles a las 19,30 horas en Pangea el libro 'Cálido viento del norte' (Rialp), de José Miguel Cejas, que falleció de forma repentina el pasado 4 de febrero.
Además, sobre las relaciones entre la Iglesia y el Estado, ha precisado que el Gobierno escucha la voz de las distintas confesiones. Según apunta el pastor luterano Juhani Holma, cuando el Estado quiere aprobar una ley que afecte a la familia, al matrimonio, a la vida o a las religiones, "siempre pregunta" a las iglesias, no solo a las mayoritarias sino también a la católica. "No hay odio a la religión, es más, se ve como una cosa positiva", añade Goyarrola.
También se observa la importancia de las iglesias en la educación ya que en los colegios, los directores están obligados a ofrecer la clase de religión siempre que haya al menos tres niños que profesen esa fe, ya sean luteranos, católicos o budistas --a diferencia de España, donde el Estado está obligado a ofrecerla a partir de diez alumnos--.
EN FINLANDIA, GOBIERNOS DE CINCO PARTIDOS
Por ello, invita a los políticos españoles a que vayan a pasar una temporada a Finlandia, y ante la situación política en España, les recuerda el ejemplo del país nórdico donde el gobierno siempre está formado por coaliciones de una media de hasta cinco formaciones políticas.
Sin embargo, en declaraciones a Europa Press, el vicario episcopal de la diócesis católica de Helsinki advierte de que no deben fijarse en todo porque también "se están cometiendo errores en el norte". En este sentido, apunta que una de las principales preocupaciones de la Iglesia en el país es el número de "familias destruidas" y el avance del "secularismo" y del "individualismo".
"Divorciados, casados por quinta vez. Europa del sur está a tiempo de prevenir esto. La destrucción de la familia es una catástrofe", advierte. Y apunta que para contrarrestar este modelo de familia es fundamental el "ejemplo", el mismo que está cundiendo en un barrio de la ciudad finlandesa de Oulu, donde una docena de familias católicas "han influido" en el otro medio millar de hogares de la zona y que han ayudado, según asegura Goyarrola, a que disminuya el número de divorcios y aumente la media de hijos a cuatro ó cinco.
Por ello, subraya que, aunque en España hay mucha corrupción y la población se ha visto sacudida por el drama del paro y por la crisis, al menos se ha mantenido la familia y esta, a su juicio, ha sido la que ha permitido "que España haya sobrevivido".
PAGAR LA CALEFACCIÓN SIN LA 'X' DEL IRPF
Las iglesias nacionales de Finlandia son la luterana y la ortodoxa y, por este motivo, disponen de una casilla en la Declaración de la Renta. Además, los judíos tienen un acuerdo con los luteranos por el cual marcan la 'X' de la Iglesia luterana y luego esta se compromete a entregarles el dinero recaudado. Sin embargo, los católicos no disponen de esta ayuda por lo que viven "de la generosidad" de sus fieles y de los curas católicos suecos y noruegos que les donan parte de su sueldo.
"Los católicos llevamos 15 años negociando y se nos dice que sería justo pero nunca llegamos a recibir nada. La Iglesia católica en Finlandia es la más pobre del mundo. Pero esto es una ventaja porque no dependemos del Estado, de los impuestos. Tenemos diez meses de calefacción y la Iglesia católica en Finlandia no llega", subraya, para insistir en que la clave del futuro es "la pobreza" de la que habla Francisco, entendida "no como indigencia sino como virtud".
En cualquier caso, a pesar de estas diferencias, la unión entre las iglesias sigue fuerte y, en este sentido, la Iglesia católica está ayudando a la luterana en la preparación de los actos que se celebrarán en 2017 con motivo de los 500 años de la Reforma de Lutero. Precisamente, con motivo de este aniversario, el Papa Francisco viajará a Suecia el 31 de octubre de 2016 y Goyarrola ha anunciado que están en conversaciones con la Santa Sede para que un día antes el Pontífice se reúna con los católicos del norte de Europa.