Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi medio centenar de detenidos, entre ellos 11 menores, por numerosos robos en viviendas de Murcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco del 'Plan contra el robo en viviendas' y del refuerzo de los servicios en la zona turística, ha esclarecido 57 robos en viviendas de la Región, la mayoría ubicadas en el litoral murciano, y ha detenido a 42 personas, entre ellas 11 menores.
La mayoría de los 57 delitos esclarecidos por la Guardia Civil han sido cometidos por sus autores empleando la fuerza contra los accesos a los inmuebles y, de una forma rápida, han registrado las estancias de las viviendas para hacerse con efectos de valor de fácil transporte como dinero, piezas de joyería, teléfonos móviles, pequeños electrodomésticos y objetos personales.
Cuatro de estos robos han sido cometidos por el método conocido como 'murciglero', consistente en que los autores penetran en la vivienda a sabiendas de que sus moradores se encuentran en el interior, generalmente durante la noche, actuando con tal sigilo que las propias víctimas no detectan el robo hasta la mañana siguiente.
Se ha detectado que en algunos de los delitos, los ahora arrestados tomaban medidas de seguridad para evitar ser detectados y, en su caso, tener opciones de evadir a los agentes. En ocasiones también realizaban estudios previos de los hábitos y rutinas de las víctimas con la finalidad de determinar la franja horaria idónea para cometer el robo.
Los municipios murcianos donde se han llevado a cabo las detenciones son San Pedro del Pinatar, San Javier, Los Alcázares, Torre Pacheco, Cartagena, Totana, Águilas, Cabezo de Torres, Cieza, Abarán, Blanca, Archena y Bullas.
ACTUACIONES RELEVANTES
Agentes de Prevención de Seguridad Ciudadana iniciaron una investigación a principios de junio, para esclarecer varios robos con fuerza y hurtos cometidos en viviendas de Cieza, Abarán y Blanca, en los que se detectó un factor común: la sustracción de joyas.
Los indicios recabados de las viviendas objeto de los robos llevaron a los guardias civiles hasta un conocido delincuente de la zona, al que le constan una treintena de detenciones, que finalmente ha sido arrestado y puesto a disposición judicial como presunto autor de tres delitos de robo con fuerza en viviendas y un hurto en un establecimiento público.
Igualmente, guardias civiles y policías locales de Águilas iniciaron la operación 'Calarreona' cuando detectaron la actitud sospechosa de un individuo en una urbanización del municipio. Después de un breve seguimiento, los agentes identificaron al sospechoso, al que le constaban numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio, y verificaron que portaba guantes y un destornillador de grandes dimensiones.
Las inspecciones técnico-oculares realizadas en las viviendas objeto de robo, así como el análisis delincuencial llevado a cabo por los agentes, permitieron constatar que el sospechoso se encontraba tras la presunta autoría de ocho delitos de robo con fuerza, por lo que se procedió a su detención y posterior puesta a disposición judicial.
Por su parte, la operación 'Barraquer' se inició para investigar un robo con fuerza en una vivienda de Totana, cometido mientras los moradores se encontraban en el interior ('murciglero'), que se ha saldado con la detención y posterior puesta a disposición judicial de un joven marroquí con un dilatado historial delictivo, así como la recuperación de los efectos sustraídos.
El ahora arrestado, presuntamente, mientras los ocupantes del inmueble dormían, escaló hasta la terraza y, tras emplear la fuerza contra una ventana, accedió a la vivienda donde se apoderó de una videoconsola y material audiovisual, y emprendió la huida sin ser detectado.
Los indicios obtenidos en la vivienda permitieron a los investigadores identificar, localizar y detener al sospechoso, al que se le incautaron los efectos sustraídos, que ya han sido devueltos a su propietario.
Dos investigaciones desarrolladas por la Guardia Civil en Bullas han culminado con la detención de siete personas, tres de ellas menores, que integraban dos grupos delictivos, y el esclarecimiento de ocho delitos de robo en viviendas y cinco de daños.
Uno de las bandas juveniles desmanteladas estaba integrada por cuatro personas y se dedicaba a la comisión de robos en cualquier tipo de inmuebles, como viviendas y naves industriales. Generalmente, los integrantes de mayor edad dirigían a los menores para que ejecutaran los robos y les entregaran los efectos sustraídos, que eran comercializados en el mercado ilícito.
Se les atribuye, además, un delito de daños, por incendio, ya que tras cometer el robo en una caravana, presuntamente le prendieron fuego, que se propagó y calcinó varios miles de metros cuadrados de terreno agrícola.
La otra banda desmantelada, en este caso en colaboración con la Policía Local de Bullas, estaba integrada por tres personas, una de ellas menor, a las que se les atribuye la presunta autoría de cinco delitos de robo con fuerza en una iglesia, tres viviendas y un almacén, y varios delitos de daños por pintadas en un centro educativo y en inmuebles de la localidad.