Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La central nuclear de Almaraz se acopla a la red tras un primer intento fallido de operar después de parada por recarga

La central nuclear de Almaraz (Cáceres) se ha acoplado a la red eléctrica y está operando a potencia después de un primer intento fallido después de un periodo de parada por recarga, según ha informado el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).
Así, el titular notificó esta madrugada al Consejo de Seguridad Nuclear la parada automática de la turbina y del reactor de la unidad I, de acuerdo con el procedimiento reglamentario. El regulador ha informado de que después de que los sistemas de seguridad actuaron correctamente y que el titular analizara las causas y realizara las "correspondientes revisiones", la central se ha acoplado de nuevo a la red eléctrica.
El incidente se produjo durante el proceso de subida de carga, tras haberse acoplado la central a la red eléctrica después de su parada para recarga, a consecuencia de un problema en un interruptor de una de las barras de alimentación eléctrica, que ocasionó la parada de la bomba principal número dos del circuito primario.
Este hecho provocó un aporte de agua de alimentación y un incremento excesivo de nivel de agua en el generador de vapor número dos, que dio lugar a la señal de parada automática.
El CSN indica que el suceso ha sido clasificado con nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES) pues no ha tenido impacto en los trabajadores, el público ni en el medioambiente.