Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las centrales nucleares comunicaron al CSN un total de 38 sucesos en 2013, ocho menos que en el año anterior

Las centrales nucleares españolas comunicaron al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) un total de 38 sucesos notificados en 2013, ocho menos que en 2012 y 26 menos que el año anterior. En todos los casos, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2013 estas notificaciones que fueron clasificadas con nivel cero en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES, por sus siglas en inglés) en 2013.
Así, la planta de Cofrentes (Valencia) ha sido la que más incidencias ha comunicado al organismo regulador, con un total de nueve. A esta le sigue la central nuclear de Vandellós II (Tarragona), con ocho sucesos notificados. Mientras, Ascó I (Tarragona) y Almaraz I (Cáceres) comunicaron cinco incidencias; Ascó II (Tarragona), un total de cuatro; Almaraz II (Cáceres), tres sucesos nucleares, Almaraz I y II y Trillo (Guadalajara) consignaron dos comunicaciones al regulador respectivamente.
Sin embargo, si se agrupan los sucesos por central nuclear en vez de por cada reactor, en su conjunto, Almaraz (I, II, I y II) ha notificado al regulador entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2013 una decena de sucesos y Ascó (I, II, I y II) un total de nueve.
La clasificación 0 en la escala INES significa que el suceso no ha tenido repercusión para los trabajadores, la población ni el medio ambiente.
En 2013 las centrales nucleares de Vandellós II, Ascó II, Trillo y Cofrentes han realizado paradas para recargar combustible. La mayoría de las comunicaciones se debieron a fallos humanos o técnicos y gran parte de ellas se produjeron cuando los reactores estaban en parada por recarga o realizando distintas tareas de revisión o mantenimiento. Por su parte, la planta de Almaraz II se desacopló de la red la última semana de 2013 para iniciar su parada por recarga de combustible de 2014. Esta tarea sigue en la actualidad.
Además, la fábrica de combustible nuclear de Juzbado (Salamanca); el almacén de residuos de media actividad de El Cabril (Córdoba) y la empresa Applus (La Coruña) comunicaron al CSN tres sucesos nucleares que fueron calificados con nivel 1 en la escala INES.
Concretamente, la incidencia de APPLUS NORCONTROL, S.L.U. (Sada, La Coruña) motivó la activación del plan de emergencia de la instalación tras producirse un fallo de un equipo de gammagrafía industrial con el objetivo de devolver una fuente radiactiva a su posición de seguridad. El incidente no tuvo consecuencias radiológicas significativas para los trabajadores o el personal que se encontraba en el entorno. El CSN clasificó con el nivel 1 de la escala INES este suceso.
Por su parte, en la fábrica de combustible nuclear de Juzbado, Salamanca se produjo un incumplimiento de las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento del sistema de protección contra incendios.
El almacén de residuos de media actividad de El Cabril (Córdoba) notificó la pérdida de una fuente radiactiva de media y baja actividad de Americio-Berilio que fue clasificada por el CSN con nivel 1 en la Escala Ines.