Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una red de centros de referencia y medidas de investigación en tratamientos, dos propósitos para tratar el sarcoma

La creación de una red de centros de referencia y la adopción de medidas para la investigación y el acceso a los tratamientos son los dos propósitos para mejorar el pronóstico de pacientes con sarcoma de tejidos blandos (STB), un tipo de cáncer que se origina en los tejidos como músculos, grasa, vasos sanguíneos, nervios, tendones o revestimiento de las articulaciones.
Esta ha sido una de las conclusiones de la jornada 'Soft Tissue Sarcoma: Evidence and Experience' que se ha celebrado en Barcelona organizada por 'PharmaMar' con el objetivo de analizar los últimos avances en diagnóstico y tratamiento de sarcoma.
"Para nosotros es un orgullo liderar esta reunión donde oncólogos más influyentes del mundo en el manejo del sarcoma, intercambian opiniones, presentan casos clínicos, debaten sobre avances y repasan los tratamientos más eficaces", ha indicado el director general de la Unidad de Oncología de 'PharmaMar', el doctor Luis Mora.
INCIDENCIA DE LA ENFERMEDAD
El presidente de la Organización Europea de Investigación y Tratamiento del Cáncer (EORTC), el profesor Jean-Yves Blay, ha subrayado que el sarcoma de tejido blando representa menos del 1 por ciento de los cánceres adultos, convirtiéndose en un cáncer poco frecuente.
"Existen más de 50 subtipos histológicos de sarcoma de tejidos blandos y los más comunes son el 'leiomiosarcoma' y el 'liposarcoma'; la incidencia de este tipo de tumores en adultos es de entre 4 y 5 casos por cada 100.000 habitantes europeos y, aproximadamente, la mitad de los pacientes que reciben diagnóstico de sarcoma de tejidos blandos han desarrollado metástasis o se espera que la desarrollen", ha indicado el profesor Blay.
Por ello, es preciso adoptar medidas que garanticen un diagnóstico adecuado y un tratamiento consensuado por un equipo. En esta línea, el presidente del Grupo Español de Investigación en Sarcomas (GEIS), el doctor Javier Martín Broto, ha apuntado que esa coordinación pasa por crear una red de centros que garantice que el paciente sea diagnosticado y tratado por expertos.
"Existen estudios que demuestran que los pacientes que se diagnostican y tratan en un centro de referencia especializado en sarcoma de tejidos blandos, sobreviven más que aquellos que reciben diagnostico y tratamiento en un centro que no cuenta con especialización", ha afirmado el experto.
Esta es una de las líneas de trabajo del Grupo Español de Investigación en Sarcomas en España que lleva años colaborando con el Ministerio de Sanidad para el reconocimiento de hospitales y equipos CSUR en sarcomas. "Estamos en la fase final y esperando que en breves fechas ya por fin se oficialicen estos centros", ha concluido el doctor Martín Broto.
AVANCES MÉDICOS
El director del Centro Oncológico de Sarcoma y Hueso del Instituto para el Cáncer Dana-Farber (Boston), el profesor George Demetri, ha explicado que las últimas investigaciones en el tratamiento del sarcoma incluyendo el estudio con 'Yondelis' en EE.UU, ha demostrado reducir el riesgo de progresión de la enfermedad frente a un tratamiento convencional.
"Desde que 'Yondelis' se aprobó por primera vez en Europa en 2007, aproximadamente 50.000 pacientes en 80 países se han beneficiado de esta terapia en todas sus indicaciones", ha indicado el profesor Demetri.
"El sarcoma de tejido blando es un conjunto complejo de enfermedades poco frecuentes que son muy agresivas cuando se presentan en estado avanzado y los pacientes necesitan nuevas opciones de tratamiento más eficaces y bien toleradas", ha indicado el profesor.
El ensayo clínico multicéntrico 'Fase III SAR3007' puesto en marcha en EE.UU es el más amplio realizado hasta ahora en pacientes con sarcoma, y ha mostrado una mejora de la supervivencia libre de progresión con 'trabectedina' frente a 'dacarbazina' en pacientes con liposarcoma y leiomiosarcoma.
Los expertos señalan la importancia de estos avances en una enfermedad agresiva como es el sarcoma de tejido blando. "En el sarcoma, la estabilización de la enfermedad es un baremo útil para evaluar el éxito del tratamiento en pacientes que presentan un estado avanzado; los datos registrados con 'Yondelis' representan una esperanza para los pacientes", ha concluido el doctor Demtri.