Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 10 lugares imprescindibles para los amantes del chocolate

Chocolatetelecinco.es

El chocolate, tentación para algunos y placer para muchos, se ha convertido en un reclamo turístico a través de las formas más insospechadas.

Desde un tren del chocolate en Suiza a museos dedicados en exclusiva a este manjar, la compañía Love Home Swap ha recogido en una infografía los lugares que todo amante del cacao debe visitar.
Entre la extensa y dulce oferta del globo, encontramos el Teatro del Chocolate y el Cine del Cacao, incluidos en el tour de la fábrica Zotter, en Austria.
Además de en el arte, el chocolate también es protagonista de festivales como el que se celebra en Reino Unido, o el famoso 'Eurochocolate', que inunda las calles de la ciudad italiana de Perugia cada otoño.
Museos como el Halloren, en Alemania, o el Museo del Chocolate y el Cacao en Bélgica, rinden homenaje a esta delicia popular, mostrando su ostoria a lo largo de los siglos y claves en el proceso de elaboración. La antigua fábrica alemana incluye una curiosa habitación en la que hasta los muebles están fabricados enteramente con este dulce.
España también acoge su propio museo del chocolate en Barcelona, cuyas paredes encierran todo tipo de esculturas y obras de arquitectura modeladas a base de chocolate.
En Suiza, una de las cunas de este ingrediente, el 'Tren del Chocolate' recorre los rincones del país a través de un pintoresco viaje que termina con una degustación en la fábrica de Cailler.      
CHOCOLATE CON ¿POLLO FRITO?
Este alimento ha sido capaz de "crear escuela", no sólo en sentido figurado, al inspirar el primer centro de enseñanza culinaria en Melbourne, Australia. La Savour School transmite a sus alumnos el "arte del chocolate" enseñándoles las técnicas para elaborar pralinés, flores, galletas y esculturas.
Hay algunos que van más allá y deciden experimentar, creando nuevas fórmulas al mezclar chocolate con otro tipo de productos como el queso azul, receta insólita donde las haya obra por una boutique, Geirnager Sjokolade, de Noruega. Otros como el famoso chocolatero Laurent Bernard se decantan por el té verde para crear una tableta de chocolate innovadora.
En Los Ángeles, uno de los millones amantes del pollo frito, decidió darle un toque de cacao a esta sabrosa comida, dando lugar al denominado menú Choco Chicken, acompañado de ketchup de chocolate.